Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADOS

El desplome del peso castiga a las empresas españolas en la Bolsa

La caída de la moneda arrastra la cotización otras divisas de los países emergentes

Añade lastre a la desaceleración de las nuevas potencias

Una empleada cuenta monedas en una taquilla de tren, en Buenos Aires.
Una empleada cuenta monedas en una taquilla de tren, en Buenos Aires. EFE

La volatilidad del tipo de cambio de Argentina ha despertado esta semana malos recuerdos en los mercados, de cuando la gran crisis financiera del país latinoamericano sacudió las bolsas de todo el mundo y se cebó especialmente en los grandes valores españoles, con muchos intereses en el país y en otros países emergentes. La cotización del peso argentino sufrió el jueves su mayor caída desde el corralito, superior al 12%, y este viernes moderó la contracción al 1%. Si al comenzar la semana hacían falta 6,82 pesos para comprar un dólar, este viernes se requerían 8,01.

Esta depreciación perjudica a las compañías extranjeras con inversiones en Argentina, ya que sus ingresos y beneficios en pesos sufrirán una severa corrección al cambiarlos a dólares o euros. Esto, y el temor de contagio a otros países latinoamericanos, explica la caída que sufrieron en Bolsa las empresas más expuestas al riesgo del país austral y que llevaron al Ibex 35 a sufrir su peor descenso en el último año, del 3,64%, lo que supuso despedirse de esa cota de los 10.000 puntos sobre la que se había instalado desde Reyes.

Madrid sufrió el mayor correctivo de entre las grandes plazas europeas, todas en números rojos. Le siguió la Bolsa de París (2,79%), Fráncfort (2,48%), y Milán (2,30%).

Evolución de divisas y el Ibex en lo que va de año ampliar foto
Evolución de divisas y el Ibex en lo que va de año

La aseguradora Mapfre (que en 2012 logró 447 millones de euros en ingresos ordinarios de clientes en Argentina (de los más de 22.000 en todo el mundo), protagonizó el mayor descalabro, del 5,95%, en una jornada en la que ni un solo valor del selectivo logró salvarse de las pérdidas. El segundo peor registro fue para el grupo IAG (British Airways e Iberia), con una caída del 5,83%.

Telefónica (-4,55%), Santander (3,53%), BBVA (-5,14%), Gas Natural (-3,68%), Repsol (3,65%) o Dia (-4,37%) son otros de los grupos con negocio en Argentina que cerraron con importantes pérdidas. Repsol tiene un principio de acuerdo para recibir su indemnización por la expropiación de YPF en dólares, pero la crisis cambiaria añade incertidumbre al cierre del acuerdo.

La volatilidad en Argentina se ha extendido a la región, presionando a la baja la cotización de sus monedas, en un momento en el que el frenazo de las potencias emergentes está perjudicando la reactivación global. “El mayor castigo que reciben ahora los mercados tiene un nombre: China. Es China con el riesgo de desaceleración unido a su elevada deuda lo que más inquieta”, opinó José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi.

El Ibex 35 baja un 3,64% y la lira turca pierde más de un 3% en dos días

Los analistas de Schroders encendieron la alarma: “Cualquier argentino con recuerdos de los acontecimientos de 2001, de la quiebra y la devaluación, debería centrarse solamente en convertir los activos en dólares”, apuntó Barrineau, cojefe de Mercados Emergentes. Además, advirtió de que “son posibles ramificaciones negativas para Brasil, Uruguay y Chile y hemos recortado nuestra exposición en dichos países en muchos países como respuesta”. El peso chileno ha caído un 1,50% en los dos últimos días, mientras que el peso mexicano lo ha hecho un 1,07%, el rand sudafricano un 2% y el real brasileño un 1,11%. Sin embargo, fue la lira turca la que sufrió la segunda caída más aguda el viernes, después del peso argentino, ya que su cotización se recortó en un 3,14% desde que el día 22 comenzará a derrumbarse el peso argentino. La caída de este viernes fue superior al 1%.

La divisa turca supuso el segundo castigo del día para el BBVA, ya que el banco que preside Francisco González cuenta con una participación del 25% en el banco turco Garanti y obtiene en la región alrededor del 15% de su margen de intereses total.

Mapfre, BBVA, Santander o Dia sufren grandes caídas

El movimiento de este viernes recuerda lo frágil que resulta para España una recuperación que, de momento, solo es palpable en los mercados financieros. “El inicio del año fue brillante; los activos españoles siguen estando de moda y teniendo más potencial que la media de las bolsas europeas, pero el camino no iba a ser tan sencillo como parecía la semana pasada. Siempre existe un gran espacio para factores imponderables, como lo que ha ocurrido esta semana”, señaló Daniel Pingarrón, estratega de IG en su análisis del día.

También la cotización de la deuda pública española vivió un viernes negativo, ya que la prima de riesgo (que es el diferencial de interés que los inversores exigen por comprar los bonos españoles frente a los germanos, considerados los más fiables) subió en nueve puntos básicos, hasta los 213 (o 2,13 puntos porcentuales), en los niveles más altos desde que comenzó el año. El motivo es que la rentabilidad exigida a los bonos de Alemania ha bajado hasta su mínimo en seis meses, con un 1,64%. Los inversores se refugian en los valores más seguros.

Más información