Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La destrucción de empleo se ceba en el sector público, que vuelve al nivel de 2004

La no reposición de las bajas causadas por las jubilaciones explica buena parte del recorte

Manifestación de funcionarios contra los recortes, en Santiago.
Manifestación de funcionarios contra los recortes, en Santiago.

La destrucción de empleo sufrida en 2013 se cebó en el colectivo de los trabajadores del sector público. Según los datos de la Encuesta de Población Activa que ha publicado este jueves el INE, durante el pasado ejercicio desaparecieron 117.500 empleos públicos, mientras en el sector privado bajó en 77.500 ocupados. Es la primera vez que se destruyen más puestos entre los asalariados de la función pública que entre los trabajadores privados.

La decisión del Gobierno de reducir a mínimos la tasa de resposición y los recortes aplicados en las administraciones, sobre todo en las comunidades, explica la pérdida de empleo en el sector. Con este recorte, de hecho, vuelve a los niveles que tenía en 2004. El recorte, además, no tiene precedentes en la democracia.

Por tipo de administración, los datos de la EPA muestran que el número de asalariados descendió en el último año en 33.700 en la Administración Central; 6.700 en la Seguridad Social; y 94.500 en las comunidades autónomas. Por el contrario, la ocupación subió en 13.700 personas en los ayuntamientos y en 700 personas en las empresas públicas a la espera de que el plan del Gobierno para racionalizar el gasto en las sociedades satélites de la Administración dé fruto.

Desde CSI-F, uno de los sindicatos más representantivos del sector, denuncian la "pérdida total de 424.800 empleos respecto al tercer trimestre de 2011, cuando empezó la sangría en el sector público". En este periodo, destacan, una de cada diez personas que trabajaban en el sector ya no están en su puesto.

Por ello, CSI-F reclama la convocatoria urgente de la Mesa General de las Administraciones Públicas para abordar el déficit de plantillas y poner en marcha un plan de recursos humanos "antes de que sea demasiado tarde". "La Administración se encuentra al borde del colapso y en los próximos años el sistema se hará insostenible si no adoptamos medidas, empezando por una convocatoria general de empleo público", subraya.

Más información