Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aseguradora Zurich aporta una solución para cerrar el conflicto del Canal

La firma ofrece convertir la fianza de 600 millones de dólares en un préstamo

El consorcio de Sacyr y la ACP negocian un principio de acuerdo

Sede de la Autoridad del Canal de Panamá.
Sede de la Autoridad del Canal de Panamá. EFE

Las partes acercan posiciones en el conflicto por las obras de ampliación del Canal de Panamá. La aseguradora suiza Zurich, responsable de los avales sobre la obra, presentó ayer a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y al consorcio que lidera Sacyr una propuesta de mediación para solucionar la financiación de las obras. Zurich ofrece convertir fianzas de 600 millones de dólares (unos 440 millones de euros) en préstamo al consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC).

Por su parte, la ACP debería renunciar a exigir por ahora la devolución de anticipos y facilitar la parte que aún no ha desembolsado del total del presupuesto, que ronda los 3.300 millones tras las revisiones efectuadas por los materiales y la mano de obra. Por ahora, la ACP ha pagado 2.048 millones de dólares por certificaciones y ha dado anticipos por otros 780 millones. Tendría, por tanto, en torno a otros 500 millones de dólares disponibles del presupuesto.

Con los 600 millones de dólares prestados por Zurich al consorcio y los 500 a desembolsar por la ACP, las obras podrían recuperar su ritmo (ahora muy ralentizado) para acabarse en 2015. Zurich pasaría de un riesgo de fianza a otro de crédito, el Canal no desembolsaría más que su presupuesto y GUPC se endeudaría a la espera de que las instancias del contrato o el arbitraje internacional le reconozca al menos parte de los sobrecostes.

Las partes se reunieron ayer para estudiar esta opción y sus flecos. En un receso, el administrador del Canal, Jorge Quijano, dijo que había una “propuesta que puede dar una solución a largo plazo”. Las partes acabaron la reunión sin cerrar un acuerdo y seguirán negociando, según fuentes conocedoras de las conversaciones, pero el acuerdo parece al alcance de la mano.

Más información