Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aumento de cotizaciones costará un euro al mes de media a cada trabajador

El incremento total de los costes laborales para las empresas será de unos seis euros, según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. Efe

La obligación de incluir en las bases de cotización retribuciones en especie de los salarios que hasta ahora estaban fuera aumentará una media de seis euros al mes por el coste laboral para las empresas. No obstante, el impacto sobre la nómina final que reciben los trabajadores será menor, de 1,09 euros, según ha afirmado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

Explica Burgos, en una entrevista con Europa Press, que el incremento, para los asalariados, es una inversión porque “ese euro va a ser devuelto con creces si pasa a ser un euro de cotización por el sistema de protección social”. “Si hay algo claramente demostrado es que el retorno que da el sistema de Seguridad Social a cada uno de los trabajadores que cotiza es, en algunos casos, muy superior a la cotización que ha efectuado”, defiende el secretario de Estado.

En diciembre el Gobierno incluyó en la base de cotización de los asalariados retribuciones cobradas en especie (planes privados de pensiones, pluses de transporte, seguros médicos y de responsabilidad civil y pagos en acciones). También aumentó la base de los autónomos que tienen 10 empleados o más y la de los autónomos societarios. Estos aumentarán la recaudación de la Seguridad Social en 1.000 millones al año (900 provendrán del régimen general y 100 de los autónomos). Burgos justifica el cambio porque “aunque el efecto es muy pequeño”, en cada uno de los afectados —entre dos y tres millones, según sus números— la suma de esas cantidades tiene “un importante efecto” sobre el conjunto del sistema.

Perjuicio al sistema

El Ejecutivo, explica el responsable de la Seguridad Social, tomó la decisión de incluir varios pagos en especie en las bases de cotización al constatar que “gran parte de las retribuciones de los trabajadores estaban derivando hacia conceptos excluidos de la cuota”. Esto les generaba “un perjuicio”, ya que conceptos excluidos del salario suponen bases de cotización más bajas y, por tanto, menos derechos sociales.

Burgos respondió a las críticas de las patronales que afirman que la medida puede lastrar el empleo: “Ninguna empresa va a reducir empleo porque tenga que aportar 4, 5 o 10 euros más al mes por un trabajador”. Y a la indignación sindical por la falta de negociación contestó que este asunto “ha estado siempre en el Pacto de Toledo. No es un tema nuevo”.