Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMC cifra en 813 millones el déficit de tarifa del gas para 2o14

Las compañías asumirán este desfase a la espera de la reforma del sector anunciada por el Gobierno

La Sala de Supervisión Regulatoria de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha notificado en su último informe que el déficit de tarifa del gas en 2014 -desfase entre los ingresos por el recibo y los costes de las compañías- se elevará a 813 millones de euros.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ya reconoció un déficit de la tarifa del gas de 800 millones de euros entre 2013 y 2014, según una orden ministerial publicada el pasado 17 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado. El departamento que dirige José Manuel Soria anunció que congelaría para 2014 la parte regulada del gas, los denominados peajes, que retribuyen las actividades como la distribución y el transporte, y conforman junto al componente energético la tarifa de último recurso (TUR) del gas.

No obstante, Industria publicó el pasado 30 de diciembre en el BOE una orden ministerial de revisión
en la que se elevaba en un 2,3% esta parte del recibo.Este incremento no tuvo repercusión sobre la revisión de la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de gas natural en enero, que quedó congelada
después de que la otra parte del recibo, la correspondiente al coste de la energía, se abaratase en un 3,2%. Industria también anunció que prepara una nueva reforma del sector gasista.

En la memoria de la CNMC las necesidades de financiación para el ejercicio 2014 se elevan a 3.796 millones de euros, frente a unos ingresos previstos de 2.983 millones. Por lo tanto, el déficit del ejercicio previsto para 2014 ascendería a 813 millones de euros, cifra que representa el 27% de los ingresos por peajes y cánones previstos.

La CNMC destaca que teniendo en cuenta que los ingresos regulados para el conjunto del año solo cubrirán el 88% de los costes previstos sin considerar el déficit de años anteriores y el 79% de los costes previstos, y mientras no se disponga de la reforma regulatoria prevista, de mantenerse la congelación de peajes se estaría asumiendo la financiación de dicho desvío, “que podría considerarse estructural”.

De esta forma, los 800 millones de déficit tarifario serán financiados por las compañías gasistas y se sumarán a los 400 millones acumulados hasta ahora procedentes de ejercicios anteriores.

Competencia recuerda que ya puso de manifiesto en su informe sobre el Sector Energético Español de marzo de 2012 el desequilibrio económico detectado en el sistema gasista, advirtiendo de la necesidad de incrementar los peajes a efectos de la eliminación total del déficit. Esta situación es consecuencia, por una parte, del significativo crecimiento de los costes regulados por la puesta en servicio de un número importante de las infraestructuras previstas en las sucesivas planificaciones y, por otra, parte de la contracción de la demanda