Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades consolidan los recortes presupuestarios en 2014

Las Administraciones aprueban más de 60 cambios normativos en sus impuestos

Las comunidades autónomas consideran que 2014 será crucial para sus intereses. A finales de este año el Gobierno de Rajoy definirá las nuevas reglas de reparto del sistema de financiación autonómica. Pero antes, los Ejecutivos regionales tendrán que volver a reducir su déficit público del 1,3% del PIB previsto en 2013 al 1% fijado para este ejercicio.

Un vistazo a los presupuestos regionales, analizados y difundidos por el Ministerio de Hacienda en un documento, revela que las comunidades consolidarán sus ajustes en 2014, suavizarán los recortes en Sanidad y Educación y fiarán a la mejora de los ingresos la mayor parte de la consolidación fiscal planeada para este ejercicio. Los ingresos no financieros se reducirán un 0,8% sobre el año pasado mientras que los gastos financieros descenderán más, un 1,8%, para avanzar en la consolidación fiscal.

Del informe elaborado por Hacienda se desprende que los Ejecutivos autónomos han aprobado más de 60 cambios en los impuestos regionales para este año.

Algunas comunidades gobernadas por el PP han aprobado alguna rebaja —más efectista que efectiva— en el impuesto sobre la renta. Pero la mayoría de los territorios ha impulsado la fiscalidad sobre el juego, los impuestos medioambientales y subido los impuestos sobre sucesiones y donaciones —cuya recaudación crecerá un 15,4%— y donaciones y patrimonio (53,6%). Aun así, los ingresos fiscales de las comunidades autónomas sufrirán un leve afeitado, según los presupuestos de las comunidades para 2014. Este descenso se compensará por el fuerte aumento de los ingresos patrimoniales (concesiones, privatizaciones y dividendos de empresas públicas) que se multiplica por cuatro [pasa de 542 millones a 2.140 millones]. La mayor parte de este incremento de ingresos se debe a Cataluña, "por la previsión de ingresos por la formalización de contratos de concesiones por parte de la Generalitat", según figura en el análisis de Hacienda.

Las Administraciones territoriales vuelven a recurrir a la venta de inmuebles y otro patrimonio para cuadrar los presupuestos de 2014. Estiman que obtendrán 2.440 millones por estas enajenaciones, pese a que nunca se cumple este pronóstico porque el mercado inmobiliario sigue aletargado y a las Administraciones les cuesta cerrar estas operaciones a los precios que fijan.

En el lado de los gastos, las autonomías consolidarán los recortes acometidos en los dos últimos años. Las reducciones del gasto en Sanidad, Educación y Servicios Sociales se suavizarán respecto a los tajos de años anteriores. El dinero que destinarán a hospitales, centros de salud y medicamentos se reducirá en un 0,4% hasta los 51.864 millones. Los gastos a pagar a los profesores y el mantenimiento de colegios, universidades y demás actividades educativas cae un 1,5% hasta los 33.710 millones.

Los consejeros de Hacienda regionales reducirán todos los capítulos de gasto excepto el de los gastos financieros. El coste de la abultada deuda regional crecerá un 8,18% este año. Las autonomías destinarán más a pagar los intereses (8.777 millones) que a inversiones en obra pública (5.765 millones).

Las inversiones seguirán acumulando descensos. Este año disminuirán un 11,9% y acumulan una rebaja de más del 50% desde 2010 cuando presupuestaron unos 13.386 millones para infraestructuras nuevas. Las grandes obras de los años de excesos, polideportivos, centros de convenciones, carreteras, líneas de metro, comienzan a presentar las arrugas de una mala conservación por falta de recursos suficientes.