Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas mantiene bajo vigilancia al nuevo regulador de Competencia

La Comisión analiza la legalidad de los ceses de los antiguos responsables

La comisaria Neelie Kroes, durante una conferencia en mayo.
La comisaria Neelie Kroes, durante una conferencia en mayo.

El nuevo macroorganismo de Competencia y regulación sectorial sigue bajo la vigilancia de Bruselas, que siempre ha visto con recelos la independencia de esta nueva autoridad y, a los dos meses de funcionamiento, mantiene bajo lupa. La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, señaló la semana pasada por carta que los servicios técnicos están estudiando si el cese de los consejeros y presidentes de los antiguos organismos, decidido por el Gobierno por decreto el pasado octubre, se ajusta a la legalidad europea.

La nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha nacido de la fusión de ocho organismos responsables en telecomunicaciones, transporte o energía, entre otros, y a Bruselas siempre le ha preocupado su independencia del Gobierno, sobre todo en lo relativo a los nombramientos y ceses. Tras amenazar el pasado febrero con abrir un procedimiento de infracción, las modificaciones introducidas posteriormente tampoco resolvieron todas las dudas, y en junio Kroes señalaba en una carta de respuesta al PSOE: “Algunas de nuestras preocupaciones como el nombramiento y cese de los miembros del Consejo y la atribución de ciertas competencias no han sido abordadas en la ley que finalmente ha sido adoptada”.

El grupo socialista en el Congreso ha vuelto a dirigirse a Bruselas y la vicepresidenta ha respondido en una misiva, con fecha de 10 de diciembre, “que los servicios de la Comisión están evaluando la compatibilidad de la legislación nacional pertinente con los requisitos aplicables en el marco de la legislación de la UE sobre las condiciones del cese de los presidentes y consejeros de las autoridades nacionales de reglamentación”.

“La Comisión confiere gran importancia a la independencia de las autoridades nacionales de reglamentación, lo que incluye la independencia de los miembros de sus consejos”, arranca Kroes en su carta, y aunque reconoce que los Gobiernos gozan de un “considerable grado de autonomía” para establecer sus organismos de competencia y regulación sectorial, “deben cumplir debidamente todos los requisitos impuestos por dicha legislación, en particular los relativos al cese de los presidentes y consejeros de esas autoridades”. “Los servicios de la Comisión concluirán su evaluación y adoptarán las medidas oportunas”, concluye Kroes.

El presidente de la CNMC presume de la “transparencia” de los nombramientos

El proceso de cese y nombramiento de nuevos consejeros en el nuevo CNMV, presidido por José María Marín Quemada, arrastra polémica desde el primer día. A finales de septiembre escogió a Beatriz de Guindos, sobrina del ministro de Economía y subdirectora de Industria y Energía, como nueva directora de Competencia, cargo del que dimitió a las pocas horas de hacerse público por el torrente de críticas.

Al margen del proceso de ceses que inquieta a Bruselas, los nombramientos de consejeros han tenido una particularidad: primero se han hecho públicos los nombres de los cargos y luego, según asegura el nuevo organismo, se convocarán las plazas de esos cargos mediante el concurso público, para que se puedan presentar candidaturas. Parece difícil que, con los puestos ya asignados y en funcionamientos, otros candidatos tengan grandes posibilidades en esos concursos.

Esta semana, en el Congreso de los Diputados, Marín Quemada explicó que los nombramientos se efectuaron “con carácter provisional”, debido a la “urgencia” por contar con un equipo directivo que se pudiese poner cuanto antes manos a la obra. Y, además, sacó brilló al “elevado nivel de transparencia” con el que se habían llevado a cabo los nombramientos. El presidente del superregulador se refería a que estos nombramientos se hicieron públicos “a través de notas de prensa disponibles en nuestra página web” junto con un breve currículo de cada uno.

La comisaria Kroes quiere asegurarse de la independencia del consejo

Marín Quemada defendió la “incuestionable solvencia” de los profesionales escogidos así como la valía de Beatriz de Guindos, a la que dijo, volvería a nombrar por considerarla la más adecuada para el cargo. Además, aseguró que contaba con el visto buen de Bruselas. Mientras, la Comisión prepara su evaluación final sobre la nueva CNMC.

El superregulador debe pasar su primera prueba de fuego tras anular la subasta eléctrica el pasado jueves alegando “circunstancias atípicas”. Tanto desde el sector eléctrico como desde las organizaciones de consumidores han llovido críticas al entender, aunque por razones opuestas, que la CNMC no ha mantenido una relación de independencia y se ha plegado a las necesidades del Gobierno, en este caso, el Ministerio de Industria, que necesitaba una excusa para frenar el tarifazo. Una de las críticas que se le hizo al nuevo modelo del regulador es que erosionaría la independencia.

Más información