Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blesa se felicitó por el éxito de la colocación de preferentes de Caja Madrid

“Y eso que habíamos engañado a los clientes”, ironizó el expresidente de la entidad tras conocer que habían colocado 1.300 millones en participaciones en un solo día

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, se felicitó del éxito que tuvo la colocación en 2009 de las participaciones preferentes, los productos de inversión que acabaron atrapando a cientos de miles de pequeños ahorradores que solo han podido recuperar su dinero tras recurrir a la Justicia o al arbitraje. Y eso, solo en algunos casos.

En una serie de correos electrónicos entre Blesa y su principales colaboradores, publicados por eldiario.es, el banquero celebra lo rápido que se vendieron las preferentes y llega a ironizar sobre ello. “Y eso que habíamos engañado a los clientes”, afirma Blesa a Matías Amat Roca, director general de Negocio de Caja Madrid hasta 2010. En la misma conversación, Amat afirmaba también en tono irónico que "si a los sindicatos no les gusta, probablemente es buen producto".

En otro correo citado por este periódico digital, Amat destaca que "la CNMV acaba de aprobar la emisión de preferentes de Caja Madrid. Empezamos la comercializacion mañana. Irá bien", a lo que Blesa contesta con un "Dios te oiga". "Me dan miedo los excesos de celo de la red [de oficinas]", añade. 

Aunque la emisión recibió la autorización de la CNMV para vender preferentes, el regulador detectó, cuando se desató la polémica, irregularidades en el proceso al generalizar su colocación entre familias y pequeños ahorradores sin los conocimientos necesarios.

En uno de los informes remitidos por el equipo gestor a Blesa, los responsables de la entidad aseguraban que se había registrado un "récord histórico de colocación en producto en un solo día".

Sobre el tema de las preferentes de Caja Madrid, la Audiencia Nacional comunicó este martes que no se puede acusar a Bankia, la entidad que agrupó a la madrileña y otras seis cajas, de ningún delito por la comercialización de preferentes. Bankia nació en 2011 como filial de BFA (Banco Financiero y de Ahorros), y las preferentes vendidas por las cajas se quedaron en esta última entidad sin pasar nunca a Bankia por lo que, según el auto, no cabe exigirle "ninguna responsabilidad penal directa".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información