Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¿Puedes fijar un tipo bajo? Te devuelvo el favor cuando pueda”

Las comunicaciones entre los operadores muestran cómo manipulaban las tasas de referencia con toda naturalidad para sacar provecho

Entre lo chocante y lo grotesco. Las comunicaciones interceptadas durante la investigación sobre los bancos involucrados en la manipulación de índices como el euríbor fueron tildadas ayer de “vergonzosas” por el vicepresidente y comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia. Revelan la total impunidad con la que parecían conducirse los empleados de algunos de los principales bancos del mundo, que se saltaron todos los controles internos (si es que los había) para tocar al alza o a la baja el euríbor (acrónimo de Euro Interbank, Offered Rate), el líbor (el índice londinense) y tíbor (el de Tokio).

La forma poco transparente con la que se calculan esos índices ha fomentado los abusos: el euríbor está pensado para reflejar el tipo al que los bancos se prestan dinero entre sí. El problema es que no se usan los datos de transacciones reales, sino que se calcula con la información que aportan 31 bancos que operan en Europa.

La Comisión propuso hace dos meses nuevas reglas para evitar en el futuro prácticas que, solo en Italia, han arrebatado 3.000 millones de euros a 2,5 millones de hogares, según cálculos de las organizaciones de consumidores. Pero la norma propuesta por la Comisión, que debe ser acordada con el Parlamento Europeo y el Consejo, choca con los eurodiputados que desean rebajar su alcance: los británicos, por ejemplo, se niegan a que el regulador europeo tenga poder sobre el líbor.

Y sin embargo la necesidad de esas nuevas reglas está cada vez más clara, a la luz de los chats interceptados, facilitados a EL PAÍS por fuentes próximas a la investigación. Como resumía el premio Nobel Joseph Stiglitz en su último libro, los reguladores temen que las entidades financieras “estén compinchadas de forma tácita; pero a veces la connivencia, en casos como el del líbor, ni siquiera es táctita: es explícita”. Lo que sigue es la transcripción de algunos chats, en los que no aparecen los nombres de los bancos pero que muestran a las claras las prácticas en las que se ha basado la decisión de Bruselas:

Comunicación entre el banco A y el banco B

Operador A: ¿Necesitas algo con el líbor hoy? Subirlo a seis meses me vendría bien.

Operador B: [A mí me iría bien] alto a tres meses. Voy a ordenar nuestro tipo a seis meses para ti, gracias.

Comunicación entre el banco B y el banco C

Operador C: Sí, perdona, el tipo de siempre no está, ahora lo está haciendo el becario, pero normalmente no te fallamos.

Operador B: No te preocupes, si pudieras subir desde el lunes para la semana que viene sería genial porque tengo un billón y medio en fixings nominales a seis meses la semana que viene. 75 millones de yenes por punto.

Operador C: Guau, entonces vale.

Comunicación entre el banco B y el banco D

Operador B: ¿Tienes algo con el tipo a seis meses esta noche?

Operador D: Absolutamente nada. Pero puedo ayudar.

Operador B: ¿Puedes hacerme el favor de bajarlo?

Operador D: Hecho.

Operador B: Te devolveré el favor cuando pueda. Solo tienes que pedírmelo. Tengo 75m por pb [75 millones de yenes por punto básico].

Comunicación entre el banco E y el banco D

Operador E: ¿Tienes mucho en líbor a tres meses en diciembre?

Operador D: Nada.

Operador E: Voy a necesitar el líbor a tres meses un poco más alto en diciembre. Tengo un fix [fijación de precio de liquidación] masivo del IMM [International Monetary Market, un mercado monetario]

Operador D: Sin problema.

Operador E: Gracias

Comunicación entre el banco F y el banco G

Operador F: ¿Puedes decirle a tu gente que fijen un tipo bajo [del Euríbor] a 12 meses, por favor?

Operador G: Vale.

Operador F: Gracias. No dudes en avisarme si necesitas algo.

Comunicación entre el banco F y el banco H

Operador F: ¿Puedes decirle a la gente de tesorería que fijen un tipo bajo a 12 meses?

Operador H: Vale, hecho.

Operador F: Gracias, si necesitas tipos altos o bajos, no lo dudes… En general, se lo pido a cuatro o cinco bancos.

Comunicación entre el banco G y el banco F]

Operador G: Hoy necesito un [tipo a] un mes bajo y un tres meses alto.

Operador F: Yo también.

Operador G: Vale, hablo con mi mesa de tesorería.

Operador F: ¿Conoces a otros bancos de confianza? ¿Alguien puede pedirles un [tipo] bajo a un mes?

Comunicación entre el banco H y el banco F

Operador H: ¿Aún quieres en marzo un fixing en efectivo muy bajo para el IMM [International Monetary Market]

Operador F: ¡Sí!

Operador H: Intentaré presionar a tesorería para que lo pongan muy bajo.

Comunicación entre el banco F y el banco H

Operador F: Fija [un tipo de interés a] un mes muy bajo si puedes, por favor.

Operador H: Lo pregunto.

Operador H: (50 minutos después) A un mes bajo no hay problema.

Operador F: ¡Perfecto! Gracias.

Operador H: Un placer.

Más información