Linde advierte de que los signos para una recuperación sostenida son “aún débiles”

El gobernador ve riesgos de desviación en el déficit de 2013 por la debilidad de los ingresos El Banco de España desconoce cuánto dinero público destinado a sanear la banca se recuperará

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.Uly Martín

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha insistido este lunes en que existen "riesgos de desviación" en el cumplimiento del objetivo de déficit público de 6,5% del PIB en 2013, derivados sobre todo de la "debilidad" de los ingresos y de la recuperación de la paga extra para los funcionarios. En una comparecencia en el Senado, Linde ha advertido de que, si bien la economía española ha mejorado en el último año, los impulsos para una recuperación sostenida "son aún débiles".

El gobernador ha reiterado el argumento sobre el déficit en su comparecencia en la Comisión de Presupuestos de Cámara alta para explicar las cuentas de 2014, como ya planteó en el Congreso y como también ha señalado la Comisión Europea. Linde ha recalcado que atendiendo a la ejecución de la primera parte del año el objetivo de déficit público pactado es "alcanzable", pero para ello deberán recuperarse los ingresos en los meses finales del ejercicio.

Linde ha reconocido que desconoce cuánto de los 67.300 millones de dinero público que se ha dedicado hasta ahora al saneamiento bancario podrán recuperarse. "Que se va a recuperar dinero sí, cuánto no lo sé", ha dicho Linde, para quien en todo caso el rescate era "lo mejor que se podía hacer", ya que "la alternativa hubiera sido la liquidación", algo "mucho peor y mucho más caro".

Además, ha insistido en que en todo este proceso los que han salido más protegidos han sido los depositantes, frente a otros actores como los accionistas, los preferentistas o los consejos de administración. Respecto al crédito, Linde ha afirmado que los datos de octubre indican que el crédito sigue cayendo a tasas interanuales, pero incitan a "un cierto optimismo", porque "nos estamos acercando al suelo".

El gobernador ha considerado además que la evolución de la deuda pública, que podría subir del 100% en 2015, tras alcanzar el 98% en 2014, muestra la importancia de culminar con éxito el proceso de consolidación fiscal y de reformas estructurales.

Según Linde, el crecimiento del PIB del 0,7% en 2014 que proyecta el cuadro macroeconómico es "prudente" y está en línea con el consenso de los analistas.

Para el gobernador, la evolución de la economía española en el último año ha experimentado una "notoria mejoría" y "en estos momentos puede estar empezando a superar la segunda recesión de esta prolongada crisis". En todo caso, "la prudencia aconseja evitar toda complacencia porque los riesgos no han desaparecido y los impulsos para una recuperación sostenida son, aún, débiles", ha dicho. Los riesgos "no han desaparecido", ha añadido.

Los costes de financiación “siguen siendo excesivos”, según el gobernador

Linde ha explicado que el cambio de tono en la economía española se ha debido a varios factores, entre ellos la mejoría de la coyuntura económica internacional y los avances en la gobernanza económica del euro, que han permitido, en su opinión, superar la "grave crisis de confianza" por la que atravesó la Unión Monetaria en 2012.

De todos modos, el gobernador del Banco de España ha señalado que persiste todavía un "elevado" grado de fragmentación en los mercados financieros de la eurozona.

En el caso español, Linde ha advertido de que familias, empresas, entidades de crédito y administraciones públicas continúan enfrentándose a unos costes de financiación que, aunque se han ido moderando, "siguen siendo excesivos" a la luz de la "orientación fuertemente expansiva" de la política monetaria del BCE. Además de los factores externos, el gobernador ha indicado que la economía española se ha beneficiado de la mejora de la confianza y del tono "algo menos desfavorable" del mercado de trabajo, lo que ha posibilitado que el consumo privado haya empezado a recuperarse, así como de los avances de la inversión en bienes de equipo, y de la atemperación del descenso de la demanda nacional.

El Banco de España ve “prudente” la previsión oficial de crecimiento del 0,7% en 2014

Linde ha hecho hincapié también en el "fuerte dinamismo" de las exportaciones y el comportamiento contractivo de las importaciones, y ha indicado que, como consecuencia de esta evolución, España mostrará este año una capacidad neta de financiación frente al resto del mundo del entorno del 2% del PIB, "que puede considerarse una cifra récord en décadas", ha resaltado.

Sobre la evolución de los precios, el gobernador espera que tras la caída de la tasa interanual hasta el -0,1% en octubre por el "agotamiento" de los efectos de la subida del IVA, en los próximos meses se vuelva a tasas positivas, aunque "moderadas".

De cara a 2014, Linde ha indicado que los procesos de ajuste de la economía, el saneamiento del endeudamiento del sector privado y la consolidación fiscal en marcha continuarán influyendo en la mejora de la demanda y la actividad económica. Al mismo tiempo, ha destacado que la menor incertidumbre y los mejores resultados de las entidades de crédito "irán sentando las bases" para la mejora en las condiciones financieras de los sectores residentes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS