EUROGRUPO

Guindos busca el apoyo de sus colegas europeos para no aprobar más recortes

avisa que algunos países podrían que tener que hacer nuevos esfuerzos La clave para España radica en la rebaja del IRPF anunciada por el Gobierno para 2015

“Las diferencias de nuestros pronósticos con los de la Comisión Europea son marginales, como espero que se manifieste el viernes próximo”. El ministro de Economía, Luis de Guindos, pronunció estas palabras la semana pasada, pocas horas después de recibir un tirón de orejas por parte de las autoridades de Bruselas. El proyecto de Presupuestos para 2014 que el Gobierno de Mariano Rajoy había remitido corría el riesgo de no asegurar los objetivos de déficit pactados, por lo que las autoridades comunitarias invitaban a España a retocar sus planes. Guindos respondió que no era necesario cambiar ni una coma y que la reunión de ministros de Economía del euro demostraría que él estaba en lo cierto. Ha llegado el día. El Eurogrupo que se celebraba hoy, viernes, y funciona como una especie de árbitro: o bien apoya las recomendaciones de la Comisión o bien respalda las cuentas enviadas por los Gobiernos.

Más información

Guindos ha vuelto hoy a Bruselas con el mismo discurso. “Si hay un país que ha hecho reforma es España. No tenga ninguna duda de que vamos a cumplir nuestros objetivos tanto en 2014 como en 2015”, ha señalado antes de entrar en la reunión. El presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, no ha querido señalar a nadie, pero ha avisado de que hay riesgos de desvío y que “algunos países podrían tener que hacer más en febrero”, cuando la Comisión presente sus pronósticos de crecimiento.

En realidad, la reunión de hoy era una experiencia piloto. Es la primera vez que 13 países del euro —los rescatados Chipre, Grecia, Irlanda y Portugal no estaban obligados— remiten a Bruselas sus borradores de presupuestos, incluso antes de que pasen por los Parlamentos nacionales. Y es la primera vez que los ministros de Economía analizarán estos proyectos que aún no son definitivos. Ni la Comisión ni los ministros tienen poder para obligar, en esta fase preliminar, a ningún país a modificar sus planes. Pero fuentes comunitarias confían en que si los colegas de Guindos le piden con claridad que se plantee nuevos recortes para cumplir lo pactado, este sería un “mensaje político” difícil de obviar.

En el equipo de Guindos niegan la mayor. Su compromiso con el objetivo de cerrar el próximo año con un déficit del 5,8% del PIB es total. Aseguran que las divergencias entre Bruselas y Madrid se reducen a unas previsiones de crecimiento ligeramente distintas: un 0,5% en el caso de la Comisión, mientras que el Gobierno, más optimista, eleva la tasa hasta el 0,7%. “No va a hacer falta aprobar más reformas”, sostienen fuentes del Ministerio de Economía, que recuerdan que sus previsiones se acercan más a las del consenso internacional que las de Bruselas.

La clave radica en la rebaja del IRPF prevista para 2015. Si la obligación de ajustar las cuentas permitirá al Gobierno dar una de las escasas alegrías que podría ofrecer a su electorado ya en la recta final de la legislatura. “Por supuesto que hay margen de maniobra para bajar los impuestos”, dijo Guindos rotundo la semana pasada.

Bajada de impuestos

En Bruselas son muy claros respecto a este punto. “Lo importante es cumplir los objetivos marcados. Si el Gobierno rebaja impuestos por un lado, por otro tendrá que aprobar recortes para compensar lo que deje de recaudar”, sostienen fuentes comunitarias. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abrió el jueves un pequeño resquicio para futuros tijeretazos en los presupuestos, pero de poca importancia. “Si hubiera nuevos ajustes porque fuera necesario, no serían del nivel de los que ha habido”, aseguró en una entrevista a RNE.

El camino promete hacerse cuesta arriba. Porque la consolidación fiscal deberá continuar los próximos años. Bruselas denuncia que el Gobierno “todavía no ha especificado medidas suficientes para ajustar el déficit” en 2015, que debería ser del 4,2%, y en 2016, del 2,8%.

España no será hoy el único examinado. La Comisión también pide medidas adicionales a Italia, Finlandia y Malta, y reclama a Luxemburgo, que sigue sin Gobierno tras las elecciones de octubre, que apruebe cuanto antes su borrador de presupuestos.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50