Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irlanda abandonará el rescate el 15 de diciembre sin pedir ayuda adicional

El ministro de Finanzas descarta pedir ayudas adicionales y dice que su país volverá a ser “normal”

Una mujer, ante una pintada en el barrio de Temple Bar, en Dublín, en la que se puede leer "sin preocupaciones".
Una mujer, ante una pintada en el barrio de Temple Bar, en Dublín, en la que se puede leer "sin preocupaciones". Reuters

Después de “sopesarlo” con los tres actores de la troika —la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional—, Irlanda ha decidido cerrar el programa de rescate el próximo 15 de diciembre, cuando se cumplen tres años de su inicio, sin solicitar una línea de crédito adicional que le prevenga de un posible ataque de los mercados. Así lo ha confirmado el ministro de Finanzas, Michael Noonan, a la entrada del Eurogrupo -la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro- este jueves en Bruselas.

En Dublín, el primer ministro, Enda Kenny, comparecía en el Parlamento para asegurar que esta es “la decisión correcta” para Irlanda, según informa Efe. El Gobierno destaca que esta decisión llega tras aplicar con éxito el programa de ayuda solicitado en 2010 a la UE y al FMI por valor de 85.000 millones de euro.

Noonan comunicó la decisión al comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, la mañana de este jueves. El comisario ha expresado después que es consciente de que Irlanda “ha reflexionado con mucho cuidado” esta decisión y se muestra satisfecho. Sin embargo, Rehn hace hincapié en que la Comisión ha dejado siempre “muy claro” que esta era una determinación que solo Irlanda podía tomar. Y aclara que “pase lo que pase”, Bruselas apoyará a Irlanda en su salida del rescate.

Irlanda salió de la recesión en el segundo trimestre de 2013, con un crecimiento del PIB del 0,4%. Noonan explica que su país ha llevado a cabo “260 medidas” durante tres años para “devolver a Irlanda a un escenario de normalidad, de forma que vuelva a ser un país normal de la eurozona”. Es decir, que pueda volver a financiarse en los mercados sin ayudas europeas.

Tras las dudas sobre si el fin del rescate iría acompañado de una línea de crédito adicional, Irlanda ha decidido correr el riesgo y financiarse exclusivamente en los mercados. El ministro ha dicho sentirse “muy confiado” en que Irlanda será capaz de obtener fondos por sí sola.

La troika, que al principio se veía “como una gran pena”, según la ha calificado el ministro irlandés, ha terminado siendo “de gran ayuda” para que Irlanda saliera de la crisis. Y ha ido más allá: el irlandés considera que la historia recordará que los hombres de la institución que ha recibido tantas críticas por los duros ajustes que impusieron en los países rescatados, “eran buenos”.

Más información