La UE autoriza el uso de tabletas y ‘smartphones’ en todo el vuelo

Siguen prohibidas las llamadas y la conexión a Internet.

El uso de pequeños aparatos electrónicos estará permitido en todo el vuelo, pero sin Internet.
El uso de pequeños aparatos electrónicos estará permitido en todo el vuelo, pero sin Internet. PeskyMonkey (Getty Images)

Las autoridades estadounidenses tomaron una decisión similar hace dos semanas, y ahora es el turno de Europa. Ese molesto momento en el que uno se sube a un avión y la tripulación le pide que apague la tableta ya no se va a producir más. Los pasajeros de las aerolíneas europeas podrán utilizar sus tabletas, smartphones y otros dispositivos electrónicos durante el despegue y el aterrizaje de sus vuelos, según anunció ayer la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). La única condición es que el dispositivo tenga conectado el modo avión, que impide hacer llamadas o conectarse a Internet

Estará permitido, pues, utilizar estos dispositivos, pero seguirán prohibidas las llamadas o los envíos de mensajes o WhatsApps. Será posible leer o reproducir música, actividades que no requieren conexión a Internet.

Los cambios se publicarán oficialmente a finales de este mes y no afectarán a los dispositivos de mayor tamaño, como los ordenadores portátiles, que deberán estar apagados tanto durante el despegue como durante el aterrizaje.

Para hablar por teléfono o navegar por Internet habrá aún que esperar. La EASA consultará con expertos si debe cambiar su norma. La agencia europea indica que estudia esta posibilidad, pero que aún necesita realizar comprobaciones y seguir procedimientos que requieren tiempo. “La seguridad es nuestra prioridad. Es importante que los pasajeros sigan atendiendo a las recomendaciones de seguridad que de la tripulación y que sigan atendiendo a sus instrucciones”, asegura en un comunicado la agencia.

Una vez entren en vigor, las nuevas disposiciones serán aplicables en los aparatos operados por las aerolíneas europeas. “Con estas nuevas orientaciones, las aerolíneas —siguiendo sus propias evaluaciones— podrán autorizar a sus pasajeros el uso de estos dispositivos en modo avión durante todas las fases del vuelo”, señala la agencia en un comunicado.

Los ordenadores y aparatos más grandes deberán seguir apagados

“Es un importante paso en el proceso de extender la libertad de utilizar dispositivos electrónicos personales a bordo de los aviones sin comprometer la seguridad”, ha asegurado el director ejecutivo de EASA, Patrick Ky.

La agencia europea señala que el uso de aparatos electrónicos como tabletas, smartphones y mp3 está cada vez más extendido entre la población, por lo que asegura que trabaja para, a largo plazo, poder asegurar el uso de teléfonos móviles para hacer llamadas desde el avión, pero siempre con las máximas condiciones de seguridad.

La Agencia de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) tomó una decisión similar hace solo dos semanas. El requisito para que los viajeros en aerolíneas estadounidenses también puedan utilizar tabletas, móviles y libros electrónicos es que estos permanezcan en modo avión. El organismo de EE UU consideró que la mayoría de las aeronaves usadas por las aerolíneas comerciales pueden tolerar la interferencia de las señales de radio que generan estos artefactos. Las llamadas telefónicas, como en Europa, también seguirán prohibidas.

La FAA, que regula el tráfico aéreo en el país norteamericano, entregó una guía de instrucciones a las aerolíneas. Cada compañía deberá decidir cómo aplicar esta normativa y también deberán revisar sus manuales de seguridad. La FAA confiaba en que los cambios entraran en vigor antes de que acabe este año, aunque también recordaba que en casos excepcionales los miembros de la tripulación del avión “podrán solicitar que se apaguen estos aparatos”.

“Quien quiera leer su libro electrónico, modificar algo en PowerPoint, escribir en Word o jugar, podrá ahora hacerlo también durante el despegue y el aterrizaje, en todas las fases del vuelo, siempre que no necesite Internet”, explican desde el Departamento de Transporte. Navegar por la Red seguirá siendo posible para las compañías aéreas que ofrecen wifi en vuelo. La FAA también permite la tecnología Bluetooth para comunicación inalámbrica entre aparatos, como por ejemplo un teclado o unos auriculares.

La modificación en la seguridad se debe a dos factores: en primer lugar, a la mejora del conocimiento científico y tecnológico y, en segundo, a que las leyes que regían la seguridad estaban obsoletas. La última revisión se hizo en la década de los sesenta del siglo pasado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS