La banca avisará a las empresas tres meses antes si decide rebajar su préstamo

Se exigirá a los bancos que justifiquen por qué deniega un crédito a una pyme que sea su cliente

La apertura del grifo crediticio para algunos sectores productivos es una condición para la recuperación económica. En especial para las pequeñas empresas, con más difícil acceso a fórmulas de financiación alternativas. Por ello, el Ejecutivo exigirá a la banca que se justifique de por qué deniega un crédito a una pyme que sea cliente suya. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha detallado este miércoles que la Ley Financiera obligará a las entidades financieras a “un preaviso de tres meses" a las pymes a las que se les vaya a reducir el crédito. De esta forma, podrá buscar alternativas y “llevarse datos de su rating”.

Guindos, que ha participado en un almuerzo del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point, ha asegurado que además de esa medida se buscarán otras alternativas para favorecer la financiación empresarial y evitar “abusos” que puedan derivarse del “proceso de desapalancamiento” de la banca. Una de ellas, por ejemplo, es la titulización de las facturas de las pymes.

Precisamente, la falta de financiación ha sido una de las peticiones de los asistentes al almuerzo, en su mayoría promotores e inversores internacionales. Uno de los asistentes ha preguntado acerca de cuándo las entidades nacionalizadas volverán a prestar. Guindos ha recordado que “los bancos nacionalizados no pueden dar crédito al sector inmobiliario” de acuerdo con los planes de Bruselas.

Sobre la salida de la recesión, el ministro ha afirmado que la estimación del Banco de España es “el primer paso” de la recuperación, por lo que consideró que se trata de “algo más que un dato puntual”. “Nos queda mucho por delante y nos queda mucha crisis por delante, pero el primer paso es salir de la recesión técnica”, ha aseverado.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS