_
_
_
_
_

La batalla política en Washington hunde en un 20% los ingresos de Goldman Sachs

La incertidumbre daña el negocio de la banca de inversión, aunque no afecta al beneficio La entidad gana un 2% menos con 1.046 millones tras facturar menos

Trimestre extraño para Goldman Sachs. El holding financiero, líder en el negocio de banca de inversión, registró entre julio y septiembre un beneficio neto de 1.430 millones de dólares (1.046 millones de euros), lo que presenta una ligera caída del 2% con especto al mismo periodo de 2012. Esto pese a registrar un desplome del 20% en su cifra de negocio, tras caer sus ingresos a 6.720 millones de dólares (4.918 millones de euros), en gran medida por la batalla política en Washington.

Los resultados vuelven a poner en evidencia el impacto que tuvo en el negocio global de renta fija y renta variable la incertidumbre que se desató este verano. Por su culpa, ambas partidas sufren caídas del 44% y el 46%, respectivamente. Esto también se vio en JP Morgan Chase, Citigroup y Bank of America, con unidades muy potentes en banca de inversión. La firma, señala, que en este clima opta por ser “conservadora”.

Más información
Bank of America multiplica por siete los beneficios en el tercer trimestre
Citigroup dispara sus beneficios en el tercer trimestre

“El tercer trimestre reflejan un periodo de lenta actividad de nuestros clientes”, señala el consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein. Es otra manera de decir que el dinero está aparcado a la espera de que las cosas que se aclaren un poco más. En ese momento, añade el ejecutivo, “nuestros clientes estarán listos para actuar en transacciones importantes”.

Blankfein hace una mención clara al lastre de la batalla política en Washington por la cuestión fiscal. Ahora espera que esta tregua para que los legisladores en el Capitolio llegue a una solución final. “Tan pronto como las cuestiones presupuestarias a largo plazo se resuelvan, veremos una mejora de la confianza que ayudará a sentar las bases para una recuperación más sostenida”, remacha.

El desplome en los ingresos del guardián de Wall Street se reflejó con claridad en el dinero que pone en reserva para cubrir la remuneración de sus empleados. La paga media bajó así de 432.000 a 380.000 dólares. Los gastos del banco en este capítulo —sueldos, bonos y beneficios sociales— fueron de 2.380 millones, un 35% menos que en el tercer trimestre de 2012. Goldman Sachs destina un 41% de lo que ingresa a remuneraciones. Elevó un 3% la plantilla.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_