Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Draghi rechaza que el BCE se fije objetivos de empleo

El presidente del BCE destaca la importancia que tendrán los resultados de los exámenes a la banca

El presidente del BCE, Mario Draghi, durante la asamblea anunal del FMI en Washington.
El presidente del BCE, Mario Draghi, durante la asamblea anunal del FMI en Washington. Bloomberg

El presidente del Banco Central Europea (BCE), Mario Draghi, ha dicho este sábado en Washington que el mandato del banco emisor es mantener la estabilidad de los precios y no sería adecuado marcarse objetivos de empleo para manejar su política monetaria como hace la Reserva Federal. "Nuestro mandato está definido con precisión y asigna prioridad a la estabilidad de precios y dentro de ese mandato el BCE apoya a la economía", ha indicado Draghi en una rueda de prensa durante la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial (BM) ante la pregunta de si el banco central debería tener en cuenta en sus decisiones el persistente alto desempleo en países de la periferia del euro.

"Si se comparan datos de desempleo y se toma en cuenta el índice de participación laboral, la tasa de desempleo en la Eurozona ha sido más baja que en Estados Unidos en el pasado año. Pese a todo el desempleo es alto", indicó Draghi.

El presidente del BCE opinó que "estamos proporcionando toda la política acomodaticia que el sistema nos permite. Nuestro sistema de creación de liquidez es diferente, nosotros no compramos activos del Tesoro, no tenemos programa de compra de bonos como Estados Unidos". "Nuestras guías son diferentes, pero se ha inyectado suficiente certidumbre en el sistema y vemos que los intereses a corto plazo han bajado y la sensibilidad de estos a las noticias es también menor", añadió.

En este sentido, Draghi destacó la importancia de los resultados de las pruebas de resistencia y calidad de activos de la banca europea. El presidente del BCE dijo que la recuperación en la Eurozona es cada vez "menos desigual, aunque sigue siendo anémica y liderada por las exportaciones, con ligeros incrementos de la demanda doméstica".

Además, opinó que la política de bajos tipos de interés continuará "durante un largo período de tiempo" a tasas iguales o más bajas a las actuales. Sobre la crisis en Estados Unidos que ha llevado a la parálisis parcial de la administración federal y amenaza con provocar una suspensión de pagos dijo que es una situación "impensable", aunque "si dura mucho tiempo será muy negativo para la recuperación".