Madrid

El Parque Móvil del Estado, en el limbo

El Estado trata de reordenar otra vez el solar de la calle Cea Bermúdez, 5

La reordenación del solar ocupado por el Parque Móvil del Estado, en la calle de Cea Bermúdez, número 5 de Madrid ha vuelto a plantearse con motivo de su inclusión en el Plan de Racionalización y Optimización del uso de Inmuebles del Patrimonio del Estado. Se trata de la segunda ocasión que se pone sobre la mesa la posibilidad de llevar a cabo este proyecto.

De momento, es meramente eso. Una simple declaración de intenciones para tomar el pulso al mercado y ver si existen posibilidades reales de acometer el proyecto. Nada más.

Desde el Ayuntamiento de Madrid confirman que no se ha movido ficha. "Sobre esa parcela no se ha iniciado ningún expediente hasta el momento. Su calificación actual es de uso residencial con una edificabilidad de 27.300 metros cuadrados", comentan fuentes municipales.

La idea recogida por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de convertir el Parque Móvil en una parcela lucrativa no resulta novedosa. Es la misma que contempla el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, vigente desde 1997. La de reubicar los servicios del Parque Móvil del Estado en otro punto de la capital y construir en el solar que quedaría vacante, en pleno corazón del distrito de Chamberí, un nuevo edificio público de 41.600 metros cuadrados, que sería costeado por la empresa adjudicataria de 8.000 metros cuadrados de suelo donde —gracias a esos 27.300 metros cuadrados edificables permitidos— poder levantar unas 320 viviendas libres.

De haberse llevado a cabo la enajenación de estos terrenos en plena burbuja inmobiliaria, los ingresos para el Estado hubieran sido muy elevados.

Por activos similares, y en el mismo entorno de Chamberí, se cerraron operaciones por más de cincuenta millones de euros. Ahora el Estado no verá un euro y solo obtendría, a cambio de la cesión de los terrenos lucrativos, el nuevo edificio público.

La operación es similar a la que FCC está llevando a cabo con la reforma del estadio de La Peineta para el Atlético de Madrid. La constructora se comprometió a gastarse 240 millones en esa remodelación a cambio de los derechos urbanísticos que le permitirían construir 2.000 viviendas en el antiguo solar de la fábrica de Mahou junto al estadio Vicente Calderón.

A diferencia de la operación Mahou-Calderón, en el solar del Parque Móvil el riesgo comercial para la adjudicataria sería menor, no solo por el gasto inferior, sino también por la mayor acogida que tendría en el mercado una promoción de lujo en una zona tan céntrica.

De momento, todo está en el aire, como puede estarlo la Centralidad del Este, el desarrollo urbanístico previsto en torno al estadio de La Peineta que también se pretende relanzar a pesar de la fallida candidatura olímpica. Pero, como vienen señalando los responsables municipales de urbanismo, todo pasa por presentar la iniciativa que permita llevar a cabo la tramitación urbanística y administrativa, bien sea el Estado en el Parque Móvil o los privados en otros ámbitos como la Centralidad del Este.

En cuanto al traslado de las instalaciones del viejo Parque Móvil de San Cristóbal no es algo nuevo. En 2001, el Pleno del Ayuntamiento llegó a otorgar licencias para obras en una parcela del Estado en la confluencia de la calle de Alcalá con la de Alfonso Gómez, en San Blas. Pero el proyecto no prosperó.

De llevarse a término ahora la reordenación del solar de Cea Bermúdez, se recuperaría el uso residencial que ya tuvo en los años sesenta del pasado siglo, cuando más de 3.000 personas llegaron a vivir en la colonia anexa a los talleres del recinto automovilístico.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS