Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI recomienda a Brasil que ajuste su política económica y fiscal

La institución elogia el sistema bancario del país sudamericano

El FMI pronostica un crecimiento del 2,5% para Brasil en 2013.
El FMI pronostica un crecimiento del 2,5% para Brasil en 2013. EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su examen anual de la economía brasileña, a la vez que elogia la solidez del sistema bancario nacional, recomienda una serie de ajustes en su política fiscal y económica. “El texto es uno de los más contundentes del FMI en los últimos años acerca de la política fiscal”, escribe el diario O Estado de São Paulo.

La prensa, en general, destaca la cautela que el FMI pide a Brasil en los préstamos de los bancos públicos. Alerta el documento que el ritmo actual de oferta de crédito, puede comprometer, por ejemplo, las cuentas públicas.

Los bancos públicos, “al ofrecer más crédito que los privados corren mayores riesgos y pueden acabar comprometiendo las cuentas del gobierno”, se afirma en el informe.

Se pide también que el gobierno esclarezca mejor los conceptos utilizados en la contabilidad de la deuda pública para permitir, dice, una “interpretación mejorada de los desdoblamientos y perspectivas fiscales”.

Tras reconocer que Brasil está siendo afectado por el agitado escenario externo, los directores del fondo reafirman, como lo habían hecho en años anteriores, que la economía brasileña está creciendo cerca de su potencial y que las perspectivas de expansión a corto plazo están siendo dañadas por el lado de la oferta (por ejemplo inversiones e infraestructuras) y por las incertidumbres en la formulación de políticas, algo que está estimulando la inflación y afectando la confianza de los inversores.

Brasil necesita también detallar conceptos de deuda líquida y bruta al mismo tiempo que debe establecer una meta de superávit primario que conduzca la deuda pública, “firmemente”, a una trayectoria de baja.

El FMI “saluda positivamente la intención de las autoridades de limitar las intervenciones en el cambio a la moderación de la volatilidad excesiva”. Y al mismo tiempo que se elogia el fortalecimiento de los mecanismos de regulación y supervisión del sistema financiero y la solidez de sus sistemas bancario nacional, los directores del FMI alertan a las autoridades a estar vigilantes al “endeudamiento de las familias y a la evolución del financiamiento inmobiliario”.

El documento estimula a Brasil a elevar la productividad, la competitividad y las inversiones como algo crucial para el crecimiento potencial del país para lo que sería necesario aumentar el ahorro, reformular el mecanismo del salario mínimo, y continuar la reforma de la seguridad social.

Por fin, el FMI, destaca que para promover más las inversiones privadas sería necesario incluir cambios tributarios y mejorar las condiciones de hacer negocios.