Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España registra la mayor caída de crédito privado de toda la eurozona

La región vive en julio la contracción de préstamos más alta desde que existe el euro

España lidera la bajada con el 10,3% menos

El presidente del BCE, Mario Draghi, en una conferencia ofrecida en julio. Ampliar foto
El presidente del BCE, Mario Draghi, en una conferencia ofrecida en julio. France Presse

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aseguró que los tipos de interés se mantendrían en su actual mínimo histórico “durante un periodo de tiempo prolongado”. ¿Cuánto? “El que sea necesario”, respondió. Los signos de recuperación de la zona euro podrían hacer pensar que ese momento está cerca. Sin embargo, si lo que espera el banquero es que la liquidez llegue a la economía real, deberá tener paciencia, porque el crédito llega todavía con cuentagotas a las familias y, sobre todo, a las empresas. La falta de crédito, sin embargo, no afecta a todos los países por igual: España lidera la bajada en julio con una reducción de préstamos al sector privado del 10,3% sobre el mismo mes de 2012.

A pesar de que los tipos de interés del BCE son solo del 0,5% desde mayo, los préstamos para empresas y familias sufrieron en julio un nuevo retroceso. La caída en toda la zona euro, del 1,9% es la mayor de la era del euro, según la serie histórica del BCE. Encadena 15 meses a la baja. El sector peor parado es el de las empresas: entre las sociedades no financieras se hundió el 3,7%, frente al 3,2% de junio. Los bancos de la zona euro siguen resistiéndose a abrir el grifo de la liquidez. Pero como ya ocurre con el crecimiento económico, con el crédito se consolida cada vez más la Europa de las dos velocidades: la mayor bajada de los préstamos la registró España, con un retroceso del 10,3% interanual. En las economías que han recibido rescates financieros también se reduce notablemente: el 4,5% en Irlanda, el 3,7% en Grecia, el 5,5% en Portugal y el 5,1% en Chipre.

Los depósitos bancarios bajan el 1,89% y retoman su tendencia negativa

El 5 de septiembre está previsto que se celebre la próxima reunión del Consejo de Gobierno del BCE y los tipos de interés volverán a estar bajo los focos. Pero esta vez sobre la mesa estarán también los datos que refuerzan la idea de que hay luz al final del túnel de la crisis: los dos gigantes económicos del euro —Alemania y Francia— han tirado del carro para que la zona euro registre un avance económico del 0,3%. Sin embargo, a la debilidad de otras piezas clave de la Unión Europea, como Italia, España y Holanda, se suma la certeza de que el crédito todavía no fluye, lo que previsiblemente aleja una subida de los tipos de interés.

Los hogares y las empresas responden a la falta de préstamos con rebajas en sus aportaciones a los depósitos bancarios, que, con una caída del 1,89%, retomaron en julio la tendencia a la baja que se había roto el mes anterior. En total, había depositado el mes pasado 1,45 billones de euros, frente a los 1,48 billones del mes anterior. Si se suma el dinero que los extranjeros tienen en estos productos en entidades españolas, la cifra asciende a 1,49 billones, 35.068 millones por debajo de un mes antes.

El Banco de España ha justificado este miércoles que los responsables de la bajada son “fondos de titulización” y entidades de contrapartida central (cámaras de compensación) que no son auténticos depósitos sino “apuntes contables”. Sin embargo, los depósitos de familias y de empresas también se contrajeron, más de 8.000 millones. Según la institución que dirige Luis María Linde, esto “responde a factores estacionales”. Con la llegada del verano, los españoles ahorran menos.

Los bancos aprovechan julio para aplicar cambios a su estrategia de inversión

Los bancos, por su parte, aprovecharon julio para aplicar cambios a su estrategia de inversión: las entidades españolas, italianas y francesas redujeron una parte de sus carteras en deuda pública, según datos también del BCE. En concreto, los bancos españoles vendieron títulos de deuda pública por valor de 5.800 millones de euros. Se trata del primer descenso registrado desde abril, y que contrasta con la compra de 37.700 millones que realizaron entre mayo y junio. En total, la cartera de bonos soberanos en poder de las entidades que operan en España alcanzó los 314.400 millones de euros.

Según ha señalado Reuters, los bancos italianos coincidieron en esta estrategia, y vendieron el mes pasado 6.300 millones de euros de su cartera de deuda soberana, tras un aumento de 10.800 millones de euros en junio. Y la caída fue mayor en Francia, donde las entidades vendieron 21.700 millones de euros de títulos de renta fija. Ajustado al valor de mercado, las carteras de deuda soberana en manos de los bancos cayeron a su nivel más bajo desde agosto de 2012.

Más información