Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petróleo se encarece por las incertidumbres en Oriente Próximo

Las multinacionales energéticas ganan y las aerolíneas pierden en las Bolsas mundiales

El barril ‘brent’ alcanza el máximo desde febrero

Bolsa de Yakarta, en Indonesia.
Bolsa de Yakarta, en Indonesia. REUTERS

Las tensiones en Oriente Próximo ante el inminente ataque de Estados Unidos y sus aliados a Siria han impulsado el precio del petróleo a máximos de dos años. Cada vez que hay una intervención militar en la zona, donde están las mayores reservas de crudo del mundo, aumenta la inquietud ante posibles restricciones de suministro.

“La preocupación es que un ataque contra Siria tenga repercusiones en toda la región, lo que aumentaría el contagio a otros países y, posiblemente, puede derivar en una interrupción del suministro en otro lugar más importante”, ha asegurado este miércoles Michael Wittner, de Societe Generale, a Bloomberg. En realidad, las reservas de crudo de Siria son limitadas, representan el 2,5% del total, según datos del último boletín de la Organización de Países Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP). No obstante, la incertidumbre por una posible escalada de las tensiones políticas en la zona —hay inquietud por el papel de Irán y las consecuencias en Irak— favorece el aumento de la cotización del crudo.

El precio del barril de brent, de referencia en Europa, ha alcanzado a mitad de la sesión los 117 dólares, el mayor nivel en seis meses. Al final ha cerrado en 115,5 dólares, lo que supone una subida del 1,1% sobre la sesión anterior y encadena una subida del 6% en dos jornadas. Los analistas creen que el precio del petróleo brent podría alcanzar la cota de los 150 dólares el barril si la situación se complica en Oriente Próximo, según un informe de Societé Generale.

El West Texas Intermediate (WTI), el índice usado en Estados Unidos, ha registrado el nivel más alto en dos años. No marcaba los 110 dólares desde mayo de 2011, cuando el miedo a que la crisis de la deuda soberana de los países del euro se extendiera a EE UU recorría los mercados. Al final ha cerrado en 109 dólares, con una subida del 2,92%.

El encarecimiento del precio del petróleo ha provocado pérdidas en las compañías aéreas y espoleado los beneficios de las petroleras de todo el mundo. Las grandes favorecidas son las gigantes estadounidenses Chevron y Exxon Mobil, que se han anotado subidas de más del 2% y se han convirtido en los valores que más subieron en la Bolsa de Nueva York (Dow Jones).

Mientras tanto, las aerolíneas han acumulado pérdidas. La irlandesa Aer Lingus se ha dejado un 4,12% al cierre de la sesión, la alemana Lufthansa un 3,19%, Air France KLM un 2,92% y la americana AMR Corporation, matriz de American Airlines, caía un 2,25% a media sesión. En el parqué madrileño, IAG se ha contraído un 3,85%.

Si la situación se alarga subirán los precios y afectará a la recuperación

La subida del petróleo, que se dejará notar enseguida en el precio de los combustibles a nivel local, puede suponer un obstáculo para la incipiente recuperación económica que parece vivir la eurozona tras encadenar varios trimestres de anemia económica causada a raíz de la crisis financiera de 2008. Una de las posibles consecuencias para España si se prolonga mucho la situación es que los precios subirán por encima de lo previsto, lo que perjudicará al consumo y a las cuentas públicas.

Los principales índices bursátiles de EE UU han abandonado los números rojos de las jornadas anteriores y han quedado a la espera de la evolución en Oriente Próximo. “El martes fue un poco exagerado, pero los inversores deben estar preparados para asumir que habrá volatilidad durante un tiempo”, ha asegurado a Bloomberg Ron Florance, ejecutivo de Wells Fargo Private Bank.

En Europa, las Bolsas también se han mantenido a la expectativa sin grandes vaivenes. El selectivo español se ha anotado un 0,05% impulsado por las principales compañías energéticas y de construcción. Repsol ha subido un 3,19%; FCC, un 3,16%, y Sacyr, un 2,44%.