Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco malo rebaja en 127 millones los activos que le traspasó Bankia

La entidad bancaria vende acciones de FCC, Sacyr y Abertis con 2,7 millones de plusvalías

Aunque todos pertenecen al Estado, el banco malo no quiere quedarse con los activos tóxicos que no le corresponden, por lo que ha puesto la lupa para valorar lo que le entregan los bancos nacionalizados.

En las cuentas semestrales del Banco Financiero y de Ahorros (BFA)-Bankia, la entidad admite que ha ajustado la valoración de su cartera con el banco malo. El resultado es que esta vale 127 millones menos de la valoración inicial o que le entregó activos que no debía, así que le ha tocado devolver el dinero.

El 21 de diciembre pasado, Bankia delimitó el perímetro de los activos que iba a traspasar por valor de 22.317 millones. De ellos 18.267 millones correspondían a créditos inmobiliarios y 4.050 a activos. Sin embargo, el 4 de junio pasado, la Sareb le comunicó cambios “en el perímetro inicialmente estimado y en la configuración exacta del mismo”, lo que suponía que tenía que devolverle 127 millones pagados con bonos. En esta cantidad incluye los intereses cobrados. “El 14 de junio se hizo efectiva la devolución”, dice Bankia.

Los ajustes realizados por la entidad presidida por Belén Romana se desglosan en 90 millones menos en créditos y 37 millones menos en activos dañados. “El efecto en resultados del grupo es muy poco significativo”, señala la entidad.

Una situación similar ocurrió en el caso de Catalunya Banc: el banco ha reconocido 52 millones menos en la valoración de los créditos y 60,3 millones en activos traspasados incorrectamente.

Por otro lado, Bankia ha seguido vendiendo participaciones industriales, tal y como le obligó Bruselas a cambio del capital recibido. En el semestre se deshizo del 1,05% de FCC, el 1,92% de Sacyr y el 0,06% de Abertis, entre otras. El resultado final es una plusvalía de 2,933 millones.

Además, la entidad detalla la morosidad que tiene en las operaciones de refinanciación. Lo dividen en empresas, donde asciende al 62,65%; en construcción y promoción, con el 71,8% de dudosos y en personas físicas, que alcanza el 29,4%. En total, Bankia tiene 22.163 millones refinanciados, con una cobertura de 5.423 millones y una morosidad de 9.823 millones. Esto supone un 44,3% de tasa de impagados sobre el total.

Por último, el nuevo auditor, Ernst & Young, se estrena con un informe semestral en el que destaca que “sin que afecte a nuestra opinión”, es decir, sin calificarlo de excepción en el informe, “llama la atención sobre el impacto patrimonial” que tendrá el canje de las preferentes y las subordinadas tanto por el arbitraje como por los procesos judiciales abiertos.