Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos acusa a dos españoles de uso de información privilegiada

Uno de ellos era asistente de Alfredo Sáenz y el otro, juez

Se beneficiaron de la opa de BHP Billiton sobre Potash

La Comisión del Mercado de Valores de EE UU —la SEC— acusó ayer a otros dos españoles de uso de información privilegiada en la Opa de BHP Billiton sobre Potash Corporation de 2010. Se trata de Cedric Cañas Maillard, un antiguo empleado del Santander —que era uno de los asistentes personales del consejero delegado, Alfredo Sáenz— y de su amigo, el exjuez Julio Marín Ugedo. Ambos están siendo investigados también por la Audiencia Nacional española por posibles delitos de blanqueo de capitales y uso de información privilegiada y Cañas fue despedido tras conocerse la operación.

La SEC, que ha contado con la colaboración de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, calcula que lograron beneficios ilegales de aproximadamente un millón de dólares operando con valores de Potash. Según el organismo supervisor, un ejecutivo del Santander informó a Cañas de que la Comisión Ejecutiva del Santander había aprobado la financiación de la operación.

La información que tenía a su disposición le permitía jugar por delante del mercado. Sin embargo, fue dejando rastro en las transacciones, que eran un “espejo” a los movimientos y precios de las acciones de Potash en el mercado. Además, pegó el chivatazo de la posible compra a Marín Ugedo y le asesoró.

De acuerdo con la acusación formal, Cañas comentó la oferta sobre Potash con el entonces consejero delegado y otros tres ejecutivos del Santander. Eso fue entre el 5 y el 17 de agosto, fecha en la que liquidó sus posiciones en la canadiense. Conocía perfectamente el calendario que iba a seguir la OPV, según se desprende de la información de la SEC. La comunicación fue frecuente con Marín a lo largo de ese mes.

El caso, según señalan los funcionarios de la agencia estadounidense, muestra la determinación de la SEC por perseguir este tipo de delitos de guante blanco también fuera de EE UU.

Por esta misma operación, la SEC ya abrió expediente contra otros dos españoles. Uno de ellos, el analista del Santander Juan José Fernández García, llegó a un acuerdo con el supervisor para pagar 625.000 dólares. La división de banca de inversión del Santander era una de las que participó en al oferta como asesor, valorada en 38.600 millones de dólares para cerrar el expediente.