Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fedea discrepa del Gobierno y aún ve lejos la salida de la crisis

Los expertos creen difícil cumplir con el déficit este año si se revalorizan las pensiones

El Gobierno del PSOE se refirió a unos indicadores que mejoraban en 2010 como “brotes verdes” de la recuperación económica, y aún hoy llueven las críticas al respecto. El actual Ejecutivo ha optado por su propia metáfora por boca de su titular de Economía, Luis de Guindos, quien en una entrevista a este periódico decretó el pasado domingo el fin de la recesión y se refirió a recuperación como “una flor de invernadero que hay que cuidar”. Ayer, la fundación economía aplicada Fedea, negó carta de naturaleza a dicha flor y aseguró que España está aún lejos de volver a crecer de forma sostenida.

“Las condiciones para crecer no se están dando, va a ser difícil ver brotes verdes o que esa orquídea cuaje”, explicó ayer Juan Rubio, catedrático de la Universidad de Duke, al presentar el Índice Fedea sobre la economía española. “No hemos salido de la crisis”, recalcó Rubio, y rechazó que el fin de una recesión económica se mida por el tecnicismo de lograr dos trimestres de crecimiento seguidos, lo que es habitual en España, sino que “se trata de una decisión escolástica que tienen que mirar muchos más indicadores que PIB”.

El título de la presentación lleva por título la pregunta “¿Estamos saliendo de la crisis?”, y tanto Rubio como el director ejecutivo de Fedea, Michele Boldrin, no tuvieron reparos en responderla de forma contundente: “No”, dijeron ambos a modo de conclusión.

Boldrin puso sobre la mesa datos como la producción industrial o la formación bruta de capital, en la cual “no se atisba recuperación”, además de que en creación de empresas tampoco hay base para confiar en una sólida reactivación. Boldrin, catedrático de Economía en la Washington University, destacó en cambio la buena marcha del sector exterior —las exportaciones—, pero recordó que ni la demanda interna ni el sector público colaboran en la reactivación, con lo que no hay aún indicios de “un crecimiento sostenido”.

Rubio llamó al Gobierno a no caer en la “complacencia” por la mejora de los datos del PIB y la menor “sangría” en el empleo y lamentó la lentitud de las reformas. El investigador de Fedea recordó el gran problema de España “es fiscal”, y vio improbable que el Gobierno pueda cumplir con su objetivo de recortar el déficit público este año hasta el 6,5% si se revalorizan las pensiones y se mantienen la paga extra a los funcionarios. A estas alturas del año, el desfase está en in nivel similar al del mismo periodo 2012 y las arcas públicas necesitarían un segundo semestre como el del año pasado para cumplir la meta, pero en aquel periodo se contó con la subida del IVA y las dos citadas medidas.

En cuanto a la reforma tributaria que prepara el Gobierno, Fedea defiende que se base en reducir tipos y eliminar deducciones.