Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CMT multará a Orange con 8.000 euros al día si no acata una nueva norma

Si la compañía no cumple con los plazos de portabilidad para teléfonos fijos, que deben ser de un día laborable como máximo, las sanciones empezarán el 10 de julio

Una mujera habla por teléfono mientras consulta Internet
Una mujera habla por teléfono mientras consulta Internet

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) ha advertido a Orange de que le impondrá multas coercitivas por importe de 8.000 euros por cada día que no cumpla con la resolución de abril de 2012 del regulador, que establecía que a partir de este mes de julio los plazos para la portabilidad fija —cambio de compañía telefónica conservando el número— se redujeran a un solo día laborable.

Así, el organismo ha decidido que, si antes del 10 de julio, Orange no cumple con dicha exigencia, le sancionará con una multa de 8.000 euros por día natural de la portabilidad —es decir de lunes a viernes— durante los primeros cuatro meses de incumplimiento del plazo, lo que supondría un desembolso de hasta 704.000 euros a la operadora hasta noviembre, cuando según Orange podría estar lista la implementación de las nuevas especificaciones técnicas para reducir plazos.

No obstante, el órgano presidido por Bernardo Lorenzo ha puntualizado que, si pasados estos cuatro meses, Orange siguiera sin poder cumplir con la exigencia, la cuantía de la multa coercitiva se incrementará hasta los 10.000 euros por día natural de la portabilidad hasta que la operadora realice "efectivamente" el pase a producción de las modificaciones de la especificación técnica de portabilidad fija aprobadas por la resolución de 26 de abril de 2012.

Incumplimiento "grave"

La CMT ha censurado la conducta de Orange que supone no sólo "vulnerar la autóritas" de la comisión sino, también, retrasar en la práctica el ejercicio del derecho que los usuarios tienen reconocido por la normativa sectorial a portarse de operador en el plazo de un día.

La CMT ha resaltado además en su resolución que, dada la "especial gravedad" de la conducta de Orange, resulta "especialmente" importante garantizar el cumplimiento de las exigencias incluidas en la resolución.

En este sentido, debido a la naturaleza de la portabilidad, la imposibilidad de la filial española de France Telecom para llegar a tiempo con los desarrollos exigidos o para implementar el plan de contingencia establecido por la CMT, significa la imposibilidad de que el resto de operadores puedan ejecutar con garantías la portabilidad en 24 horas, ha enfatizado el regulador.