ENTREVISTA

“Podemos ayudar, pero no solucionar todos los problemas del crédito”

El presidente del ICO, Román Escolano, defiende que las operaciones del banco público se están acelerando, tras prestar un 46% menos hasta junio

Román Escolano, presidente del ICO, en la sede del banco
Román Escolano, presidente del ICO, en la sede del bancoCarlos Rosillo

Román Escolano (Zaragoza, 1956) es presidente del Instituto Crédito Oficial (ICO) desde enero de 2012. No ha vivido tiempos tranquilos porque le llegan críticas desde todos los foros, incluido el Banco de España, por la falta de financiación a las pymes. Quizá por eso, en ocasiones, responde con ambigüedad. Escolano, exdirectivo del BBVA y antes miembro del Gobierno de Aznar, recuerda que la cuota de mercado del ICO es del 11,5% sobre el crédito total, aunque hasta junio solo ha prestado 4.500 millones, un 46% menos que en el mismo periodo de 2012.

Pregunta. ¿El ICO tiene capacidad real para paliar la falta de crédito?

Respuesta. Hemos crecido en los últimos años y ahora tenemos una cuota de mercado del 11,5% dentro del sistema crediticio español. El balance del ICO representa el 3,5% de los activos totales del sistema, es decir, pese a nuestro tamaño tenemos una capacidad relevante en la economía, pero no solucionamos todos los problemas. El 60% de las pymes han accedido en algún momento a un producto del ICO.

P. Entonces, ¿por qué cayó el crédito del ICO hasta marzo un 70%?

R. Ese problema arranca con las turbulencias de mayo de 2012, los problemas del euro, la intervención del BCE... que contrajo el crédito en el segundo semestre de 2012 y siguió así hasta comienzos de 2013. Ahí se inició una recuperación crediticia y cerraremos junio con un volumen de préstamos de unos 4.500 millones, un 66% más que el segundo semestre de 2012. Ahora percibimos una demanda de crédito más robusta, tanto nosotros como los bancos que distribuyen nuestros productos a través de 30.000 oficinas.

P. Sin embargo, en junio de 2012 se habían prestado 8.322 millones y ahora llevan concedidos unos 4.500 millones, es decir, todavía presentan una caída del 46%. Quizá por eso, hace unos días, el gobernador del Banco de España, Luis Linde, dijo en el Congreso que el ICO funcionaría mejor en el futuro. ¿Han tenido discrepancias?

R. Tenemos una excelente relación. La bajada del crédito se debe a los problemas europeos, pero ahora las líneas del ICO han tomado tracción.

P. Linde también admitió que existen pymes al corriente de pagos que no reciben ni para circulante. ¿Fue una recriminación al ICO?

R. Hasta la crisis, el ICO no financiaba circulante. Ahora sí lo hacemos y es la mitad de nuestra demanda.

P. Pese a haber prestado solo el 20% de lo previsto, ¿colocará los 22.000 millones este año, como dicen los anuncios del FROB?

R. Digamos que es un gran objetivo y sería un gran éxito. Por cierto, ese dinero no llega del Estado sino de los mercados, excepto una pequeña parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

P. Quizá el problema es que sus cifras son una gota en el océano...

R. Somos el 11,5% del total de créditos. En 2010 éramos el 9%. No somos la única solución, pero aportamos una cantidad nada despreciable. Por activos, con 115.000 millones, el ICO es el sexto o séptimo banco español.

P. ¿Por qué la percepción pública, de los empresarios y del Banco de España, es que el grifo del anuncio sigue cerrado?

R. Prefiero hablar de datos en lugar de percepciones. Hay un pulso creciente en la disposición de crédito. Hemos abaratado los préstamos gracias, en parte, a la financiación barata del BCE que se traslada a las empresas.

P. ¿Qué cambios ha hecho el ICO para mejorar esta situación?

R. Hemos simplificado las líneas y los productos. Solo hay dos líneas: para empresas y emprendedores, tanto para financiar la inversión como para liquidez, y la de financiación internacional. Queremos tener productos sencillos para facilitar la comprensión de los empleados bancarios.

P. La banca está cerrando oficinas. Con esta dificultad, ¿dedican tiempo a dar créditos del ICO?

R. 2012 fue el año de la reestructuración, que se hizo con retraso, pero ahora la banca está más capitalizada, tienen liquidez y más acceso a los mercados.

P. Pero este ambiente de cierres no parece el más propicio…

R. Es cierto que el cierre de oficinas afecta a las pymes porque es un negocio basado en el conocimiento directo.

P. ¿Por qué el ICO no comparte el riesgo del crédito para que la banca conceda más préstamos?

R. Para que ese esquema sea efectivo debe tener una base paneuropea. Es lo que se está discutiendo ahora en el Consejo Europeo a propuesta del BEI y la UE. Hasta ahora, la banca asume el riesgo del crédito inferior a 10 millones. Cuando supera este nivel, es responsabilidad del ICO.

P. El año pasado pidieron 20.000 millones al BCE. ¿Lo hicieron ante la imposibilidad de acudir a los mercados?

R. Fue una oportunidad clara para obtener financiación barata a tres años y el propio BCE nos invitó a hacer uso de esta línea de crédito, pero no es lo habitual.

P. ¿Pedirán más dinero al Banco Central Europeo?

R. Eso depende de que haya medidas excepcionales... no lo sabemos.

P. El ICO quiere tener un balance sano (con una morosidad menor al 4%) para financiarse bien. ¿Eso les retrae a la hora de prestar a las pymes?

R. No nos afecta a la hora de prestar. Mantener nuestra solvencia no nos ha impedido crecer su balance un 22%.

P. Se ha acusado al ICO de prestar más a la Administración Pública que a las pymes para evitar riesgos y para hacer un servicio al Gobierno.

R. Eso no es así. Dos tercios de los créditos van a las pymes. En el pasado se financió más a las autonomías que ahora.

P. ¿Tienen alguna relación especial con Bankia y el resto de las entidades nacionalizadas por compartir al Estado como dueño?

R. No. Colaboran en las mismas condiciones que el resto.

P. El año pasado ganaron 60 millones. ¿Lograr resultados es un objetivo para el ICO? ¿No debería ceder sus márgenes a las empresas?

R. Los beneficios no son un objetivo explícito del ICO, pero sí lo es tener disciplina bancaria para financiarnos a buenos precios.

P. Europa ha establecido ahora líneas para pymes, tras cinco años de crisis. ¿Ha reaccionado tarde y mal?

R. Creo que se debía haber prestado más atención a las pymes en toda Europa. Históricamente se puso el foco en la financiación de infraestructuras.

P. En los años de bonanza, el ICO fue casi despreciado por los Gobiernos. Ahora todos le reclaman un gran papel...

R. Es un asunto de debate estos días en Europa. La banca pública ha demostrado que es útil y relevante para las economías.

“Acepté por lealtad a Guindos”

Pregunta. ¿Por qué dejó el BBVA, donde era director de Relaciones Institucionales, para dirigir el ICO?

Respuesta. Por compromiso y lealtad al ministro Luis de Guindos, y a su equipo, con el que trabajé intensamente en el Gobierno de Aznar. Y me identifico con este Ejecutivo. Tengo una vocación de espíritu de servicio a las instituciones públicas. Desde luego, no he venido por el salario [aunque no aclara su retribución, que algunas fuentes la cifran en 116.000 euros].

P. ¿Se considera un hombre de Guindos?

R. Soy un profesional, con lealtad a mis superiores. Trabajo con el ministro Guindos y su equipo y respondo a esa lealtad.

P. ¿Qué le parece que el BBVA, su antigua entidad, no participe en el banco malo y se le acuse de colaborar poco en la reestructuración bancaria?

R. No me corresponde a mí juzgarlo. Ahora trabajo para el ICO y el BBVA es uno de los principales clientes.

P. ¿En algún momento se ha arrepentido de aceptar el cargo?

R. No, en absoluto. Tengo un reto importante en el ICO y estoy muy satisfecho de la profesionalidad de su personal.

P. ¿Ha traído su propio equipo directivo?

R. He incorporado cuatro nuevos directores generales, pero han sido fichajes de mercado. Uno de ellos, el de Riesgos, procede del BBVA, pero no le conocía del banco. El de Negocios, de BNP; el financiero, del Banco de España y la de Recursos Técnicos, de la Administración.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS