Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CECA dice no tiene la “facultad” para controlar las ‘clausulas suelo’

El presidente de Kutxa Bank insiste en que no se siente afectado por la sentencia del Supremo

Mario Fernández reclama cambios profundos en la Ley de Fundaciones Bancaria

El presidente de Kutxa Bank, Mario Fernández, a su llegada al aula del Palacio de la Magdalena, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)
El presidente de Kutxa Bank, Mario Fernández, a su llegada al aula del Palacio de la Magdalena, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) EFE

El presidente de Kutxa Bank, Mario Fernández, ha advertido este jueves que ni la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ni la Asociación Española de Banca (AEB) tienen “facultad alguna” para comprobar si las entidades incumplen los criterios de información establecidos por la sentencia del Tribunal Supremo sobre las clásulas suelo. Fernández realizó estas declaraciones en Santander tras conocer que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, había anunciado unas horas antes que encargaría a las patronales del sector ese cometido.

Fernandez, que ocupa una de las vicepresidencias de la CECA, recalcó que en todo caso las asociaciones sectoriales podría dar alguna indicación sobre si los contratos “se acomodan a lo que dice la ley vigente”, en referencia a la nueva norma aprobada en mayo de este año, en la que no se recogen los seis criterios de información que establece el Supremo para determinar la validez de las cláusulas suelo.

Las tres entidades afectadas directamente por el fallo, BBVA, Cajamar y NGC, anunciaron la supresión generalizada de las cláusulas suelo en sus contratos, tras las aclaraciones del Supremo. Este martes, el ministro de Economía, Luis de Guindos pidió al Banco de España, que se asegurase de que el resto de entidades cumplía la sentencia. Y ahora el supervisor financiero ha pasado la patata caliente a las asociaciones sectoriales.

“La sentencia afecta a los que son parte del procedimiento”, dijo Fernández, quien recordó que “la jurisprudencia no es fuente de derecho” y que el fallo del Supremo “ni siquiera crea aún jurisprudencia”, pese a que Guindos sugirió que sí. “En la CECA no vamos a otorgaros la capacidad de dar bendiciones que no podemos dar, no vamos a sustituir al legislador, como hacen algunos jueces”, abundó.

Como otras entidades con contratos con cláusulas suelo, el presidente de Kutxa Bank mantuvo que “no se siente afectado” por la sentencia, por lo que no cambiará de forma generalizada estas condiciones, que se concentran en la cartera de hipotecas de Cajasur, propiedad ahora del grupo vasco. “Analizamos si se cumple la ley y consideramos que el nivel de adecuación es razonable”, afirmó.

Cambios en las fundaciones bancarias

Fernández aprovechó su participación en el seminario organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la asociación de periodistas de información económica para reclamar cambios profundos en la tramitación parlamentaria del proyecto de ley de Fundaciones Bancarias. El presidente de Kutxa Bank se apoyó en el dictamen del Consejo de Estado para resaltar “aspectos técnicos” que podrían vulnerar derechos constitucionales, como los de igualdad, propiedad y libre empresa.

Fernández pidió modificar la obligación de que, en los bancos controlados por fundaciones bancarias de las antiguas cajas, el reparto de dividendos se deba aprobar por dos tercios de la junta de accionistas. También reclamó que se de un calendario amplio para cumplir con el requisito de reducir la participación de las antiguas cajas en las fundaciones bancarias para evitar “la descapitalización del banco” y la “pérdida patrimonial en la fundación”. “Para bajar su participación, lo único que pueden hacer los miembros de la fundación es vender acciones del banco. Si se sabe cuándo va a ser esa venta, eso lleva a una negociación desigual, que baja el precio de la acción”, afirmó.

Tampoco se mostró de acuerdo con la obligación de crear un fondo de reserva si las antiguas cajas desean mantener una participación significativa en las fundaciones bancarias. “Eso no se exige a otras entidades”, dijo Fernández, quien advirtió que eso llevaría a los bancos controlados por fundaciones a aumentar “aún más” el reparto de dividendos para dotar ese fondo, lo que redundaría en su descapitalización. Pese a todo, el presidente de Kutxa Bank se mostró “optimista” sobre la incorporación de esos cambios en el trámite parlamentario.