ACS, Sacyr y OHL pujan por construir el mayor puente colgante de Latinoamérica

Los tres grupos españoles compiten en consorcios internacionales por ejecutar la obra en Chile

Recreación del puente Chacao.
Recreación del puente Chacao.Ministerio de Obras Públicas de Chile

Las constructoras españolas Sacyr, ACS y OHL, a través de tres consorcios, compiten por la adjudicación del que será el mayor puente colgante de América Latina, un proyecto presupuestado en 740 millones de dólares (unos 575 millones de euros). El puente Chacao, con una longitud proyectada de 2,6 kilómetros, unirá la isla de Chiloé con el territorio continental chileno.

Los tres grupos españoles compiten con otros cinco consorcios internacionales por ejecutar una infraestructura que el Gobierno de Chile prevé adjudicar en el primer trimestre de 2014. Se espera que las obras arranquen en 2015 para poder abrir el puente a lo largo de 2019, según datos oficiales del Ejecutivo.

El viaducto configurará una ruta alternativa y paralela a la ruta R-5 Sur del país, y se ha convertido en una obra emblemática para el país, por el "gran desafío en el ámbito de diseño y la construcción" que supone, a ojos del Gobierno chileno. Por ello, Santiago ha exigido para participar en el concurso que las empresas acrediten experiencia en diseño y construcción de este tipo de puentes.

Sacyr puja por el proyecto en alianza con Samsung C&T Corporation y Parsons Transportation, mientras que ACS lo hace a través de Hochtief y en asociación con Vinci, Constructora VCGP Chile y American Bridge Company. OHL, por su parte, se ha unido en otro consorcio con Engineering & Construction y Mott Macdonald.

Los cinco grupos internacionales en liza están liderados por la italiana Impregilo, por la China Railwaygroup, por China Road And Bridge Corporation, por Astaldi y por la brasileña OAS.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS