Codere reconoce que le faltan recursos para pagar el crédito de 60 millones

La empresa confía en cerrar con la banca la renovación de la deuda antes del día 15 Reconoce que atraviesa una "situación de liquidez estrecha" tras el cierre de salas en América

La empresa de juego Codere reconoce a la CNMV que, a día de hoy, no cuenta con los recursos suficientes para afrontar el vencimiento de 60 millones de deuda que vencen el próximo 15 de junio. Hasta entonces, confía en seguir negociando para lograr la renovación de su principal línea de crédito, lo que le permitiría cumplir con sus acreedores. Sin embargo, ante el riesgo de que el proceso no llegue a buen puerto, también admite que está estudiando otras alternativas. En respuesta a un requerimiento de la Comisión, Codere admite que atraviesa "una situación de liquidez estrecha" por, entre otros inconvenientes, los sobrecostes del hotel casino Carrasco en Urugay y el cierre de salas en México y Colombia.

Codere ha sufrido serias turbulencias en Bolsa durante la pasada semana a raíz de las dudas por el pago de este crédito. Además, en medio de esta incertidumbre, recibió el varapalo de Moody's. La agencia de calificación rebajó la calificación de la deuda de la empresa en un escalón, desde Caa2 a Caa3. La agencia de medición de riesgos, que ya consideraba a Codere dentro de los llamados bono basura, decidió dejarlo también en perspectiva negativa. Sin embargo, este jueves sus acciones han subido un 2,8%, hasta los 1,8 euros.

Por un lado Codere debe abonar en unos días el cupón correspondiente a la emisión de bonos por 760 millones, que asciende a 30 millones, y los vencimientos que acumula en su línea principal de crédito, cuyo monto se ha reducido de 34 a 29 millones durante el mes de abril. Para pagar estas deudas, Codere está en negociaciones con la banca acreedora para refinanciar la línea de crédito principal de la empresa, que asciende a 60 millones.

En el documento remitido al regulador, la empresa dirigida por José Antonio Martínez Sampedro reconoce que su tesorería en España alcanza los 18 millones de euros. Junto a este dinero, cuenta con recurrir a los 23 millones de activos que hasta ahora estaban puestos en garantía para un crédito en Argentina que han sido liberados.

En cuanto a las alternativas que maneja la empresa en caso de que las negociaciones con la banca no fructifquen, estudia obtener financiación por parte de algunos de sus proveedores de máquinas recreativas, vender negocios y, en último lugar, renegociar con sus bonistas.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS