Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘hombres de negro’ vuelven a España para examinar la reforma financiera

La visita será el doble de larga de lo habitual y sus conclusiones se conocerán en junio

Los representantes de los acreedores se reunirán con los principales bancos

El ministro español de Economía y de Competitividad, Luis de Guindos. EFEArchivo Ampliar foto
El ministro español de Economía y de Competitividad, Luis de Guindos. EFE/Archivo EFE

Los inspectores de la troika —formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional— han vuelto a Madrid este martes por tercera vez para examinar la marcha de la reforma del sector bancario y evaluar el grado de cumplimiento de las condiciones vinculadas a la ayuda. La visita arranca con con visitas a los grandes bancos, incluyendo aquellos que no han recibido ayudas públicas, para conocer su situación de primera mano.

"Vamos a visitar varios bancos, muchos bancos importantes, no sólo los que han recibido ayudas estatales. Son visitas para obtener más información sobre los últimos desarrollos en el sector en España", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor, que no ha querido identificar a las entidades que serán visitadas. En la misión participarán también expertos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Tras el trabajo en los bancos, los expertos se reunirán con el Gobierno a partir del lunes que viene, según ha explicado el portavoz. En estos contactos, el Ejecutivo comunitario pedirá más información sobre el decreto andaluz antidesahucios, que prevé expropiaciones temporales de viviendas a los bancos, para verificar si se ajusta a los requisitos del rescate bancario.

En esta ocasión, la misión de los inspectores de la CE y el BCE será más larga de lo habitual, dado que tienen previsto realizar visitas a varios bancos, además de las habituales reuniones con representantes de las administraciones públicas. Se espera que la misión permanezca en España alrededor de diez días, frente a los cinco que duró la visita anterior. Tras aquel viaje, llevado a cabo en febrero, Bruselas consideró que la reestructuración de la banca española avanzaba "a buen ritmo" e instaba al Gobierno a mantener la vigilancia y trabajar en varios ámbitos.

Las conclusiones de los técnicos estarán listas a primeros de junio, según ha avanzado el FMI, que tiene previsto publicar su análisis alrededor del día 3, tal y como añadió esta semana su portavoz Ángela Gaviria.

En cualquier caso, Bruselas ya ha adelantado que "prácticamente todas las medidas previstas en el programa, incluyendo todas las condiciones se han adoptado a tiempo y de manera eficaz", según dijo recientemente O'Connor. Sin embargo, la Comisión avisa de que persisten los riesgos debido a la difícil situación económica. En cuanto a la banca, el Ejecutivo comunitario considera que ha habido avances importantes, pero admite que "la estabilización se ha producido en una situación difícil, por eso todavía es vacilante, incompleta y, por supuesto, sujeta a riesgos".

No obstante y pese a la opinión del Ejecutivo alemán, ni la Comisión ni el propio Gobierno de Mariano Rajoy consideran pedir más dinero del rescate para inyectar a la banca más allá de los 40.000 millones que ya se han utilizado del total, que asciende a 100.000 millones.

La visita de la CE, el BCE y el FMI a España coincidirá la próxima semana con una misión de la troika a Chipre, la primera a la isla desde la firma del rescate.

Más información