La inversión pública retrocede al nivel de 1998, tras bajar un 41%

Es la primera vez en 15 años que queda por debajo del dinero destinado al pago de intereses o de prestaciones por desempleo

Fuente: Eurostat y Banco de España.
Fuente: Eurostat y Banco de España.EL PAÍS

Los datos presupuestarios de 2012 no solo evidencian que el déficit público español, un 7% del PIB (si se incluyen las pérdidas por ayudas a la banca, un 10,6%), sigue entre los más elevados de Europa. Revelan además que para recortar ese saldo negativo desde el 9% con el que se cerró 2011 hubo tijeretazos sin precedentes a algunas partidas de gasto, un altar en el que la inversión pública fue la más sacrificada.

Década y media. Eso es lo que, según la información enviada este lunes por el Ministerio de Hacienda a Eurostat, ha perdido la inversión pública tras tres años de tijeretazos. El mayor mordisco se produjo en 2012, cuando la inversión conjunta del sector público español se quedó en 18.151 millones, un 41% menos que el año antes. Hay que retroceder a 1998 para encontrar un nivel tan bajo, solo que entonces equivalía al 3,3% del PIB y ahora apenas llega al 1,8%, una de las proporciones más bajas de la zona euro.

Es también la primera vez desde finales de los años noventa que la inversión pública se queda por debajo del dinero destinado a pagar intereses (31.297 millones en 2012) por todas las Administraciones o de las prestaciones por desempleo (31.589 millones). Son dos partidas de gasto que la recesión hace crecer a marchas forzadas, y que exigen recortes enormes en otras áreas del presupuesto si se pretende rebajar el déficit.

La inversión pública española alcanzó su cima en 2009 (46.763 millones, un 4,5% del PIB), el año en el que estallaron la Gran Recesión (el Ejecutivo socialista elevó el esfuerzo inversor para combatirla) y el déficit público, que superó el 11,2% del PIB aquel año.

La inversión, más fácil de parar que el gasto corriente, se convirtió en la clave de los recortes, pese a su impacto en el empleo y la actividad económica. Dos terceras partes de este gasto corresponde al Gobierno central. Con los socialistas aún en el poder, ya encajó un tajo notable (11.000 millones en 2011, un 26% menos). Con el PP, el recorte ha ido incluso más allá.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS