Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Finanzas chipriota viaja a Moscú para buscar la ayuda de Rusia

Sarris afirma que el primer encuentro con su homólogo ruso ha acabado sin acuerdos

El ministro chipriota de Finanzas, Michael Sarris, en Moscú. Ampliar foto
El ministro chipriota de Finanzas, Michael Sarris, en Moscú. Bloomberg

El ministro chipriota de Finanzas, Mijalis Sarris, ha viajado este miércoles a Moscú en plena crisis por la decisión del Eurogrupo de aplicar un impuesto a todos los depósitos y el rechazo que mostró ayer el Parlamento del país a la medida. El objetivo principal de la visita es renegociar las condiciones del crédito por 2.500 millones que Mosúc coincidió a la isla en 2011, pero también se prevé que sirva para explorar las opciones de Chipre de pedir ayuda al Kremlin o, incluso, a su todopoderoso sector privado energético. 

Tras reunirse con su homólogo ruso, Anton Siluanov, Sarris ha comunicado que aún no había acuerdo. "Hemos tenido un encuentro muy sincero, hemos subrayado la dificultad de la situación", declaró a los periodistas. "No hubo ofertas, nada concreto. Estamos contentos con un buen comienzo". Chipre ha pedido a Rusia una extensión de cinco años de un crédito de 2.500 millones de euros que vence en 2016, así como una disminución del tipo de interés del 4,5 por ciento. "Ahora continuaremos nuestra discusión para hallar la solución por la cual esperamos recibir algún respaldo", ha agregado. Antes de las charlas con Siluanov, Sarris había dicho que esperaba "un buen resultado".

El presidente ruso, Vladímir Putin, mantuvo anoche una conversación telefónica con su homólogo chipriota, Nikos Anastasiadis, a quien le reiteró la preocupación de su país "por una posible aprobación de las medidas que afecten los intereses" de Moscú. La decisión de aplicar un impuesto provocó la ira no solo en Chipre sino también en Rusia. De hecho, el propio Putin la calificó de "injusta, poco profesional y peligrosa".

Se calcula que más de una quinta parte de todos los depósitos en los bancos de Chipre, que suman unos 70.544 millones de euros, pertenecen a ciudadanos rusos. Se espera que la delegación chipriota vuelva a pedir  a Moscú ampliar el plazo de devolución de un crédito de 2.500 millones de euros concedido por Rusia y un nuevo crédito multimillonario a cambio de cuota rusa en bancos y empresas energéticas de la isla.

Chipre mantiene desde hace muchos años lazos económicos con Rusia, y por eso en 2011 Chipre, tras en entrar en crisis, obtuvo de Moscú un crédito bilateral de 2.500 millones de euros, cuyo plazo de devolución ha solicitado ampliar de 2016 a 2020. Ante la posibilidad del impuesto a los depósitos, que afectaría por igual a los ciudadanos rusos, el Gobierno de Moscú afirmó que se replanteará si accede a una reestructuración.

Más información