Las acciones de Bankia suben en Bolsa a dos días de perder casi todo su valor

El FROB aprovecha el inicio de la Semana Santa para reducir su valor nominal Los títulos suben un 3,75%, hasta 0,27 euros, cuando el canje se hará previsiblemente a 0,01 euros

Manifestación de afectados por las preferentes de Bankia, en Madrid.
Manifestación de afectados por las preferentes de Bankia, en Madrid.Kote Rodrigo (EFE)

Ocurrió con la CAM, se repitió con el Banco de Valencia y está volviendo a pasar con Bankia. Los inversores siguen comprando acciones del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri en Bolsa a pesar de que es inminente la decisión por la cual perderán todo su valor. Los títulos de la entidad nacionalizada han amanecido este martes con subidas que han llegado a ser de más del 4% y han cerrado la jornada con un alza del 3,75%, hasta los 0,27 euros. Pero en dos días, el precio de referencia de esos títulos quedará fijado en 0,01, con lo que quienes estén comprando ahora se exponen, si no salen a tiempo, a perder más del 95% de su inversión.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tiene previsto realizar este viernes la reducción de nominal de las acciones de Bankia como consecuencia de las pérdidas récord sufridas por la entidad en 2012. También espera comunicar "los términos relativos al ejercicio de canje de instrumentos híbridos (participaciones preferentes y deuda subordinada) en todas las entidades pendientes del Grupo 1 (BFA Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc)".

Así, justo el viernes previo a la Semana Santa, el FROB previsiblemente comunicará que las participaciones preferentes de Bankia en manos de inversores y la deuda subordinada en manos del FROB se convertirán en acciones a un precio de 0,01 euros por acción. Los clientes afectados por una mala comercialización de las preferentes podrán presentar la solicitud para acogerse a dicho proceso de arbitraje en la propia entidad. Esos arbitrajes arrancarán la primera semana de abril.

Aunque los inversores en preferentes perderán buena parte dela inversión, aún lo tendrán peor los accionistas de Bankia, en particular los que compraron en la oferta pública de suscripción de la ampliación de capital por medio de la cual el banco salio a Bolsa en verano de 2011. Aquellos inversores pagaron 3,75 euros por acción y ya pierden el 93% de su inversión a precios actuales, pero se arriesgan a perder el 99,7% si se esperan.

El precedente de Banco de Valencia

El espejismo aún puede durar unos días más. En el caso de Banco de Valencia, el más comparable a Bankia, la decisión de rebajar el nominal de las acciones a 0,01 euros y de usar ese precio como referencia para el canje de deuda subordinada a ese precio se tomó el pasado 11 de febrero. En virtud de aquella decisión, Banco de Valencia se ha convertido en el banco con más acciones del mundo: 456.145,5 millones de títulos. Pero las acciones no fueron admitidas a cotización en Bolsa hasta el 1 de marzo. Entremedias, aunque predominaron las bajadas, hubo días que las acciones subieron con fuerza y, en todo caso, nunca cayeron por debajo de los 0,11 euros. El de marzo, cuando los nuevos títulos emitidos empezaron a cotizar, se desplomaron más del 90%, hasta 0,01 euros. Pero ni siquiera a ese precio los inversores pueden vender. La cotización está estrangulada. Hay unos 600 millones de acciones a la venta a ese precio, pero una cantidad mínima a la compra. A los accionistas de Banco de Valencia aún les queda la esperanza de ser absorbidos por Caixabank, aunque habrá que ver las condiciones.

¿Y qué ocurrirá en Bankia? Lo que ha pasado con el Banco de Valencia es probable que se repita. El viernes  se asumirán las pérdidas y posiblemente se rebaje el vlor nominal de las acciones a 0,01 euros. Pero esto no es lo importante, porque la cotización y el valor nominal no tienen por qué ir de la mano. El problema es que también se fijarán las condiciones del canje tanto para los inversores privados como para la ayuda del Estado, previsiblemente a 0,01 euros por acción. Tras ello, Bankia pasaría a tener más de 1,5 billones de acciones. En unas semanas, en cuanto los preferentistas y otros acreedores subordinados reciban las acciones en canje, lo previsibles es que haya ventas masivas para tratar de recuperar el dinero del que no han podido disponer. La cotización se estrangulará a un céntimo de euro y será difícil vender incluso a ese precio, previsiblemente. Alternativamente, el banco podría decidir agrupar los títulos (por ejemplo juntar 100 para que valgan un euro). José Sevilla, director general de la Presidencia de Bankia, ya afirmó el pasado 1 de marzo que, aunque no había una decisión tomada, la entidad estaba estudiando realizar esa operación (llamada contrasplit) si se confirmaba la rebaja a un céntimo para que estuviera en niveles más operativos. Eso haría más fácil encontrar un punto de equilibrio y vender, pero con el riesgo de que la cotización cayese aún más.

Los inversores, sin embargo, parecen ciegos ante ese futuro. La cotización sigue por encima de 0,27 céntimos y sigue habiendo un respetable volumen de operaciones cada día. Es decir, hay no solo inversores que se resisten a materializar las pérdidas y no venden, sino también nuevos compradores de títulos que se arriesgan a perder casi todo lo invertido. A los profesionales les encantaría apostar a la baja del valor, tomar posiciones cortas, pero no es posible, no hay títulos disponibles para ello. Y Bankia sube en Bolsa como si nada.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Subdirector de EL PAÍS al frente de la información de economía y empresas. Ha desarrollado su carrera en Cinco Días, diario del que fue director, y en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector de Información y director adjunto. Es licenciado en Derecho, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas y máster en Periodismo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción