La recesión en los países del sur impulsa el paro de la Eurozona a otro máximo

La tasa de desempleo de los socios del euro alcanza por primera vez el 11,9% El mercado laboral de Italia fue el que registró el mayor deterioro en enero Grecia y España siguen siendo los que presentan un nivel de paro más alto

Varias personas hacen cola ante una oficina del INEM.
Varias personas hacen cola ante una oficina del INEM.EFE

El persistente aumento del desempleo en los países del sur de Europa, inmersos en ese combinado de duros recortes para rebajar el déficit y una fuerte recesión, ha impulsado el paro en la Eurozona a un nuevo máximo en enero con un 11,9%, según ha revelado esta mañana Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. Las cifras publicadas desde Bruselas vuelven a situar a Grecia y España al frente del resto en lo que a deterioro del mercado laboral se refiere. Sin embargo, en esta ocasión llama la atención el fuerte ascenso que ha registrado la tasa de desempleo en Italia, que en solo un mes ha pasado del 11,3% al 11,7%.

El paro también avanzó con más intensidad que en el resto, en Portugal cuya tasa saltó del 17,3% al 17,6%; mientras en España subió en una décima hasta el 26,2%. Por encima solo aparece Grecia, con un 27%, aunque sus datos no están actualizados y corresponden a noviembre. A este respecto, hay que recordar que lo que hace Eurostat es dar una proyección a partir de las cifras que ofrece cada país, pero una vez las ha corregido de estacionalidad. Por tanto, aunque es mejor atender a las estadísticas nacionales para analizar los datos concretos sobre cada país, el retrato que realiza Bruselas ayuda a seguir su evolución a nivel comunitario.

Así, el tirón al alza del paro en estos países ha llevado la tasa media de desempleo de la zona del euro a un nuevo máximo histórico con un 11,9%, una décima más que en enero. Este porcentaje indica que en la Eurozona hay 18,99 millones de desempleados. En el conjunto de la Unión Europea (UE), el indicador también creció una décima y se situó en la cifra récord del 10,8%, el equivalente a 26,2 millones de parados. Estas nuevas subidas tienen lugar después de que la tasa permaneciera estable en diciembre tanto en los países del euro como en toda la Unión.

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, ha calificado estos niveles de desempleo de "inaceptables" y de "tragedia para Europa", y ha añadido que las cifras "señalan lo seria que es la crisis en la que están algunos países de la zona euro". Por este motivo, Andor ha instado a los Estados miembros a "movilizar todos los instrumentos disponibles para crear empleo y volver al crecimiento sostenible". Además, ha pedido un apoyo particular para los jóvenes, cuyo riesgo de quedar desempleados es 2,5 veces mayor al del resto de la población activa.

El comisario ha destacado la necesidad de que los países apliquen la "garantía juvenil", una medida respaldada el jueves por los Veintisiete para garantizar que todos los menores de 26 años tengan una oportunidad de empleo, formación o prácticas en un máximo de 4 meses tras terminar sus estudios o quedarse parados.

No obstante, ha señalado que esta iniciativa "es sólo parte de lo que se puede hacer", y ha subrayado la necesidad de "seguir trabajando junto a los países para evitar que haya una generación perdida", lo que podría suponer "un desastre económico y social".

La tasa de paro entre los menores de 25 años se situó en enero en el 24,2% en la zona del euro y en el 23,6% en la UE, lo que supone aumentos anuales de 2,3 y 1,2 puntos respectivamente. El número de jóvenes desempleados europeos asciende ya a 5,73 millones en toda la UE (264.000 más que un año antes), de ellos 3,64 millones en la zona del euro (295.000 más), según los datos divulgados por Eurostat. Las tasas más altas se registraron en Grecia (59,4 %, según datos de noviembre), España (55,5 %) e Italia (38,7 %), frente a las más bajas de Alemania (7,9 %), Austria (9,9 %) y Holanda (10,3 %).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS