Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos de los hogares en EE UU sufren la mayor caída en dos décadas

Con la llegada de 2013 entraron en vigor nuevos impuestos, que provocaron que el ingreso personal cayera un 3,6% en enero

Los estadounidenses empiezan a notar en el bolsillo el lastre fiscal. Con la llegada de 2013 entraron en vigor nuevos impuestos, que provocaron que el ingreso personal cayera un 3,6% en enero. Es el mayor descenso en dos décadas. Y el bache es aún más grande si se compara con el incremento del 2,6% de diciembre del pasado año, cuando las empresas aceleraron el pago de dividendos y las pagas extraordinarias anticipando el alza de impuestos.

El dato se da a conocer el mismo día en el que entran en vigor una serie de recortes automáticos en el gasto público, por valor de 86.000 millones de dólares. Es una cantidad pequeña comparado con el presupuesto anual de EE UU y con su producto interior bruto, pero se teme que este ajuste fiscal afecte aún más a la economía real en el contexto de una recuperación anémica. De momento, no parece que la incertidumbre esté afectando al consumo.

El gasto personal de los estadounidense subió un 0,2% en enero, según el Departamento de Comercio. El dato mejora el 0,1% registrado en diciembre de 2012 y es la tercera subida consecutiva. Pero la caída brusca en los ingresos, que es mayor al 2,6% que esperaba Wall Street, si tuvo un efecto en la tasa de ahorro. Bajó un 2,4% en enero, desde el 6,4% en diciembre. Es el nivel más bajo en seis años. El Dow Jones abrió en negativo.

El consumo es el principal motor de la economía, al representar dos terceras partes del PIB. Con la llegada de 2012, expiraron una serie de deducciones fiscales a la contratación y se elevó la imposición a las rentas más altas. Para un asalariado con una paga semanal de 1.000 dólares, el alza en los impuestos le resta 20 dólares más en el cheque que le llega a casa. Lo que está por ver si estos ajustes afectan a los hábitos de compra.