La Comisión Europea cierra filas y reitera su apoyo a la política económica de Rehn

La CE defiende la estrategia elegida contra la crisis pese a los efectos de la austeridad

El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn
El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli RehnTHIERRY ROGE (EFE)

 La Comisión Europea ha salido en defensa de su estrategia para salir de la crisis. Frente a las críticas de reconocidos economistas y del Fondo Monetario Internacional (FMI) por infravalorar los efectos perniciosos de los recortes, Bruselas insiste en que es necesario continuar con sus recetas, reiteradas el pasado viernes por Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, en la presentación de las perspectivas de invierno.

Más información
Olli Rehn: veredicto, culpable
El FMI admite que subestimó el impacto depresivo de la austeridad
La locura de la austeridad europea, por PAUL KRUGMAN

Bruselas resta importancia a las críticas de economistas como Paul Krugman, James Galbraith, Dani Rodrik, Paul de Grauwe o Luis Garicano, que achacan a la Comisión dogmatismo por no cambiar el rumbo pese al fracaso de sus políticas. Estas ideas “son bien conocidas”, respondió ayer el portavoz del comisario. Otra portavoz insistió en que Rehn cuenta con “todo el apoyo” del colegio de comisarios presidido por José Manuel Durão Barroso.

Mientras, Rehn, desde Irlanda, avisó de que “el gran riesgo” ahora sería “bajar la guardia en las reformas necesarias para que vuelva el crecimiento y los empleos estables”. El comisario finlandés defendió que Bruselas dé un “enfoque diferenciado” a la consolidación fiscal en función de las circunstancias. “Si el crecimiento se deteriora de forma inesperada, un país puede recibir más tiempo para corregir su déficit excesivo, siempre que haya cumplido el esfuerzo fiscal y haga las reformas estructurales necesarias para apuntalar la estabilidad a medio plazo y el crecimiento”, dijo en Dublín, en un discurso interparlamentario.

Ante la evidencia de que la recesión se profundizó en el último trimestre del año pasado, con una contracción en la Eurozona del 0,6% del PIB, Rehn señaló que quedan aún “muchos desafíos” por delante para superar la crisis. “Europa ha hecho progresos en la consolidación fiscal”, admitió, pero dijo que en los presupuestos de este año espera “más medidas” para reducir el déficit por debajo del 3% este año en la Eurozona. “Las previsiones dejan claro que el trabajo no está terminado. Tenemos grandes desafíos por delante”, concluyó.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS