Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘fondos buitre’ no entrarán en el capital del banco malo

La Sareb rechaza a Cerberus, Fortress y Center Bridge, por pedir privilegios y descuentos

Considera que sería un perjuicio para el resto de socios

El banco malo ha tenido más suerte con los accionistas nacionales que con los internacionales. La Sareb, que es la sociedad que agrupa los activos y créditos inmobiliarios dañados, ha rechazado a Cerberus, Fortress y Center Bridge en el capital. Según fuentes del mercado, que pidieron el anonimato, la razón es que estas tres sociedades pidieron ciertos privilegios, como un acceso especial a los servicios del Sareb, así como descuentos sobre los activos inmobiliarios que salieran a la venta.

La Sareb, presidida por Belén Romana, consideró que era un perjuicio evidente frente al resto que accionistas privados, que han puesto 2.500 millones entre capital y deuda subordinada. Solo el  el 45% procede del FROB, aunque ha colocado a los principales dirigentes de la institución.

La Sareb consultó la decisión de excluir a estos fondos con la troika (el BCE, el FMI y la Comisión Europea), que vigilan de cerca todo el proceso. Tras esta decisión, el banco malo apenas tendrá inversores extranjeros. Solo Barclays, Deutsche y la aseguradora AXA están en el capital y lo han hecho con escasa aportación y por su participación en el mercado español.

El banco malo realizará un consejo de administración el próximo 13 de febrero para ampliar capital ante la llegada de la nueva partida de activos dañados, procedentes de los bancos del grupo 2, Banco Mare Nostrum (BMN), Liberbank, Caja3 y Caja España Duero (Ceiss). Posteriormente, el 28 de febrero, se producirá el traspaso material de los pisos, solares y créditos inmobiliarios de estas entidades.