Bankia y los sindicatos rebajan a 4.500 el ajuste y pactan despidos con 30 días

Los sindicatos suspenden la huelga prevista para hoy tras llegar a un acuerdo con la plantilla El 39% de las bajas serán prejubilaciones para los trabajadores con 54 años El Banco de Valencia mejora las condiciones y despide al 50% de la plantilla

Protestas de trabajadores de Bankia en Barcelona
Protestas de trabajadores de Bankia en Barcelonagustau nacarino / REUTERS

Los sindicatos y Bankia han cerrado un principio de acuerdo para un ERE que afectará a 4.500 personas en vez de a las 4.900 previstas inicialmente, lo que en cualquier caso hace de este expediente de regulación uno de los más abultados de la historia. Las negociaciones se han acabado a las tres de la madrugada de este miércoles después de que los sindicatos desconvocaran la huelga por el avance de las conversaciones. Según fuentes sindicales, las indemnizaciones rondarán los 30 días por año trabajado, con el límite de 22 mensualidades, mejorando así la propuesta inicial del banco, que era de 22 días con un tope de 14 meses. El grupo está controlado por el Estado.

El preacuerdo prevé que un 39% de las bajas sean prejubilaciones voluntarias para los empleados de más de 54 años, unos 1.700, según UGT. Este colectivo recibirá un 60% del total de su sueldo con un máximo de 350.000 euros hasta que cumplan los 61 o los 63 años, y aportaciones al plan de pensiones durante un año. Además, se ha acordado un convenio especial con la Seguridad Social para estos trabajadores.

El banco se compromete a intentar seguir reduciendo el número de afectados por el ERE

“El acuerdo prima la voluntariedad del trabajador a la hora de acceder a las medidas de salidas pactadas”, afirma Comfia-CC OO en un comunicado. Para ello, se fija un periodo inicial para las adhesiones voluntarias de 15 días y, posteriormente, se abrirán periodos ligados a ámbitos geográficos en función de cómo se vaya produciendo el ajuste de oficinas. La empresa se compromete, en este sentido, a incentivar los traslados a los afectados por los cierres de sucursales.

Los trabajadores que se acojan voluntariamente al ERE recibirán una indemnización de 30 días por año con un máximo de 22 y una prima que varía en función de la antiguedad y cuyo mínimo es de 4.000 euros. También se creará una bolsa de trabajo única para los que dejen su puesto.

Si con los voluntarios no se alcanzan los 4.500 despidos, se producirán despidos forzosas con dos tipos de indemnización. Por un lado, a los que en 18 meses no se les ofrezca trabajo en el plan social de recolocación recibirán 30 días por año trabajado con un tope de 20 mensualidades —más el complemento ligado a la antigüedad—. Por el otro lado, los que opten a un trabajo indefinido, aunque lo rechacen, cobrarán 25 días con un tope de 16 mensualidades.

A este respecto, según ha avanzado Antonio Ortega, director de recursos humanos de Bankia, la entidad seguirá intentando reducir la cifra de despidos mediante acuerdos de externalización de servicios con proveedores. Además, ha valorado que gracias a las medidas incluidas en el preacuerdo podrán lograr situar la ratio de eficiencia de la entidad por debajo del 50%.

El coste máximo de las indemnizaciones está pactado con la Comisión Europea y el Gobierno

El preacuerdo acuerdo entre Bankia y los sindicatos llega dos días antes del viernes, fecha en la que acaba el plazo legal para alcanzar un pacto sobre el ERE. Las dos partes se reunirán de nuevo ese día para sellar el pacto definitivo. El ajuste era una imposición del plan de reestructuración del grupo aprobado por Bruselas.

En donde siguen las espadas en alto es en Novagalicia Banco, que vivirá el miércoles una huelga ante la falta de avances en la negociación. La dirección ha propuesto el despido de 2.508 trabajadores y el cierre de 327 oficinas hasta 2017, aunque está dispuesto a reducir un 50% estas cifras si aceptan trabajar por la tarde, según fuentes de la entidad. EVO, filial de la entidad gallega, ya abre las oficinas por la tarde. En este caso, el límite para cerrar el ERE es el 14 de febrero.

La desconvocatoria de la huelga en Bankia llegó después de que este martes, los sindicatos y la dirección del Banco de Valencia, alcanzaran un preacuerdo en las negociaciones sobre el ajuste de plantilla, que finalmente afectará a 795 personas frente a las 890 propuestas. La plantilla ahora la forman 800 trabajadores. La huelga también se desconvocó.

En el caso de las bajas incentivadas, el preacuerdo también contempla una indemnización de 30 días por año trabajado, con límites de 24 meses para los menores de 50 años y de 36 para los mayores de esa edad. El acuerdo prevé el pago del 80% o el 85% del sueldo neto en función de la edad. El máximo anual es de 35.000 euros y la prejubilación total —a los 63 años— no debe superar los 250.000 euros. La entidad pagará el coste de los despidos con el dinero público que recibió, unos 5.500 millones, por lo que no correrá a cargo de su nuevo dueño, La Caixa.

Fuentes del mercado comentaron que el límite del coste de la reestructuración ya está fijado en cada banco y pactado con las autoridades europeas. Esa es la línea roja que no pueden traspasar porque, de lo contrario, deberían pedir más dinero al FROB, algo para lo que no están autorizados. Bruselas no ha impuesto que se aplicara el mínimo que estipula la reforma laboral, como algunos responsables de entidades afirmaron. Incluso se admite que se debe aplicar cierta generosidad porque los trabajadores son los paganos de los errores de gestión de los directivos, pero no los causantes del problema.

La paga variable volverá en 2014 si se logran beneficios

El preacuerdo cerrado entre Bankia y los sindicatos también aborda el recorte de sueldos incluido en el plan de reestructuración. Según este pacto, la retribución variable desaparece en 2013, aunque volverá en 2014 y 2015 si se alcanzan los objetivos de beneficios, aunque con condiciones. Según el presidente del grupo, José Ignacio Goirigolzarri, la entidad prevé volver a beneficios en 2013 y lograr unas ganancias de 1.500 millones en 2015, algo difícil pero posible, en opinión de los analistas.

Así, si el volumen de ganancias se establece en línea con las previsiones, la paga variable se queda en el 50% y solo si se superan holgadamente los beneficios se recibirá el 100%. En 2016, un año antes de que acabe el periodo que durará el plan de reestructuración, ya se cobrará con normalidad. Los trienios, sin embargo, no se cobrarán hasta 2017, cuando se devengarán.

Por último, en el apartado del convenio colectivo, el preacurdo fija que se seguirán pagando las subidas acordadas para el conjunto del sector.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50