Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autoridad bancaria reprende al sector por malas prácticas con los clientes

“Un número grande de bancos de la Unión Europea trabajan ahora con escasa reputación", afirma la autoridad bancaria

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), critica con dureza a su sector. “Un número grande de bancos de la Unión Europea trabajan ahora con escasa reputación y bajo nivel de confianza de sus clientes por haber realizado prácticas inadecuadas en el pasado”.

La EBA no solo les reprende, sino que les advierte de que esta “pérdida potencial de reputación por esas prácticas equivocadas” también pueden generar “riesgos prudenciales” para los bancos afectados, “como penas regulatorias” y nuevas provisiones para “atender los pleitos por vulnerar las normas de protección de los consumidores”.

En el informe no se especifica sobre las entidades a las que se refiere, pero la situación de los bancos de antiguas cajas en España encaja como un guante a la situación descrita por la EBA.

El organismo acaba el informe de enero, afirmando que los bancos parecen ser conscientes de esta situación y están “mejorando la gobernanza institucional y la cultura”, así como el desarrollo selectivo de provisiones.

El organismo regulador, con sede en Londres, arranca su informe diciendo que aunque ha habido una mejoría general por el efecto de los mercados, considera que estas condiciones pueden ser temporales y que la situación de la mayoría de los bancos europeos “sigue siendo frágil”. Esta situación se agudiza en los países “con riesgo soberano acentuado”, es decir, otra referencia velada a España.

Los puntos negros vienen por el riesgo de crédito (que todavía sigue siendo elevado) y los bajos niveles de rentabilidad, que podrían reclamar más provisiones. También apunta que las entidades frágiles son las que más dinero necesitan del BCE, es decir, las españolas, otra vez.

Por último, la EBA recomienda a los grandes bancos europeos, como Santander o BBVA, que elaboren planes anticrisis para finales de 2013. Estos deben incluir información “amplia, pero general”, de la entidad y su estructura de gobernanza y una lista de opciones ante una crisis y su impacto.