Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica da un vuelco en el ADSL gracias a su oferta ‘Fusión’

Jazztel pierde clientes por primera vez en cinco años por la portabilidad

Vodafone se recupera, aunque junto a Ono perdió abonados en 2012

El panorama de la banda ancha fija puede estar a punto de cambiar. Desde hace un año y medio, Telefónica sufre una sangría de clientes que parecía imparable. Los consumidores, empujados por la necesidad de recortar su presupuesto por la crisis, buscaron mejores precios en los operadores alternativos que, tras unos comienzos titubeantes por fin tenían la infraestructura necesaria, para ofrecer unos ratios aceptables de calidad y atención al cliente. Jazztel ha sido la compañía que más se ha beneficiado de ese proceso, alcanzado los 1,3 millones de clientes en un tiempo récord.

Pero esa tendencia puede estar a punto de finalizar ya que Telefónica ha conseguido dar un vuelco a la situación gracias a Movistar Fusión, un servicio que empaqueta fijo, móvil, y banda ancha con un importante descuento. Desde que lo lanzara en octubre ha ganado, mes tras mes, clientes de ADSL tras año y medio de pérdidas continuadas, robando clientes incluso a su gran rival, Jazztel.

Así lo corroboran los datos del balance provisional de la portabilidad de la banda ancha correspondiente al ejercicio de 2012. En los últimos tres meses del año, coincidiendo con el lanzamiento comercial de Movistar Fusión, Telefónica registró una ganancia neta (altas menos bajas) de casi 130.000 clientes, de los que aproximadamente la mitad fueron de ADSL, y el resto de fibra óptica. Desde que comercializa Fusión el 1 de octubre pasado, Telefónica ha batido a su competencia, obteniendo durante los últimos tres meses del año una ganancia mensual media de 43.000 líneas, muy por encima de Orange (14.500), Jazztel (10.650) y Vodafone (1.840), y de Ono, que registró pérdida neta de clientes.

En diciembre, Telefónica ya anunciaba que su oferta combinada de telefonía móvil con internet y telefonía fija y ADSL o fibra superaba el millón de altas en los dos meses y medio que llevaba operativa. Y ahora también se sabe que le ha servido para ganar la batalla de la portabilidad.

En los últimos tres meses, Telefónica ha logrado 130.000 clientes de altas netas

Lo más novedoso de esa recuperación de Telefónica es que se ha producido paralelamente al derrumbamiento de Jazztel, que, por primera vez en un lustro sufre negativamente en sus carnes la competencia de la portabilidad (fija), que permite a los usuarios cambiarse de compañía gratuitamente conservando el número

En efecto, Jazztel siguió en el último trimestre una evolución a la baja desde los más de 20.000 clientes ganados en octubre, y los 10.000 en noviembre hasta cerrar el año en negativo, al perder más de 1.000 clientes en diciembre. Se trata de la primera vez desde julio de 2007 que la empresa presidida por el cubano Leopoldo Fernández Pujals cede abonados a sus rivales, según las cifras provisionales (las definitivas las hará públicas la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) en unos meses). No obstante, Jazztel gana en el conjunto del año la batalla de la portabilidad, con una ganancia neta de 203.000 clientes.

Otra recuperación inesperada ha sido la de Vodafone. La operadora tras perder clientes ininterrumpidamente desde enero de 2012, detuvo esta tendencia en noviembre, coincidiendo con el lanzamiento de Vodafone Red pero, sobre todo, con sus agresivas ofertas de ADSL. Gracias a ellas, en noviembre se apuntó más de 3.000 clientes y en diciembre superó los 4.200.

Orange ha sido el operador más estable en 2012, con una ganancia media de 12.000 clientes mensuales, y el único que no ha perdido clientes en ningún mes del año. El cablero Ono tuvo en 2012 una evolución muy irregular. Comenzó bien el año ganando abonados en los dos primeros meses, pero el mal final le ha empujado a tener un balance negativo en el conjunto de 2012.