Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone suprime sus servicios de TV para evitar pagar el canon a RTVE

La operadora se queja de que la tasa que paga al ente multiplica por seis sus ingresos audiovisuales

Melendi posa en la gala musical de Vodafone de 2012
Melendi posa en la gala musical de Vodafone de 2012 Getty Images

Vodafone España ha decidido suspender todos sus servicios de televisión y de publicidad para sus abonados de ADSL y de móvil, que incluye sus canales Vodafone TV e Internet TV, Canal + y Canal + Liga (móvil) y las descargas de vídeo. De esta forma, el próximo 1 de enero se suspenderán todos estos servicios. Aunque la compañía no lo aclara en su nota, la razón última de esta decisión es evitar pagar el canon que se les impuso en 2009 a las operadoras de telecomunicaciones para financiar RTVE, y compensar así la eliminación de la publicidad.

El pago de ese canon le supone a Vodafone un gasto anual de 35 millones de euros, unas seis veces más que los ingresos que recibe por los servicios audiovisuales. La Ley de Financiación de la Corporación RTVE, instaurada en mayo de 2009, por el anterior Gobierno del PSOE, impone una tasa del 0,9% de sus ingresos a los operadores de telecomunicaciones. Todos ellos han recurrido esta tasa en los tribunales y ante Bruselas por considerarla injustificada.

La decisión afectará a unos 10.000 abonados de ADSL que tienen los servicios de Vodafone TV e Internet TV, y a unos 100.000 abonados de móvil que disponen de Canal + y Canal + Liga. Como compensación a los primeros se les regalará una suscripción de seis meses al canal Wuaki.tv y a los segundos no se les cobrará el Canal + del mes de diciembre.

“La decisión adoptada se debe a la rentabilidad negativa de estos servicios, que está relacionada, entre otros factores, con la aportación para la financiación de RTVE. Cabe destacar que en el último ejercicio esta aportación superó ampliamente los ingresos generados por los servicios que pretenden justificar la existencia del gravamen. En estas condiciones, la continuidad de estos servicios no tiene, lamentablemente, racionalidad económica ni empresarial”, señala en su nota Vodafone.

La operadora señala que destinará los recursos a continuar para mejorar la red, los puntos de venta o los servicios de atención al cliente.

Vodafone aclara que espera que la aportación a RTVE sea declarada nula por los tribunales de Justicia, y una vez que esto ocurra procederán a reanudar la prestación de los distintos servicios audiovisuales ahora suspendidos.