Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA saca a concurso el negocio de restauración del aeropuerto de Barajas

El gestor público pretende incrementar los ingresos un 60% con los nuevos contratos

La distribución de las tiendas de la terminal 4 será remodelada en 2013

Una viajera pasa ante el escaparate de una tienda en Barajas.
Una viajera pasa ante el escaparate de una tienda en Barajas.

AENA sacará a concurso en los próximos días el negocio de restauración del aeropuerto de Madrid-Barajas con el objetivo de mejorar la calidad de la oferta e incrementar cerca de un 60% los ingresos. Se trata de una de las medidas diseñadas por el gestor público aeroportuario como parte de su plan para intentar liberarse del lastre que supone una deuda que asciende a 14.000 millones de euros.

Hasta ahora, y desde los años cincuenta, la gestión de los bares y restaurantes de Barajas estaba en manos de Raesa, empresa participada en un 51% por Áreas y un 49% por AENA. Pero ahora el gestor aeroportuario quiere dejar el negocio, que no considera estratégico, en manos de otros operadores aprovechando que el plazo de la actual concesión termina el 31 de diciembre.

La actividad de restauración proporciona a la sociedad conjunta unos ingresos anuales cercanos a los 80 millones de euros; poco, a juicio de AENA, que considera que esta cifra debería rondar los 100 millones. La pública, dependiente del Ministerio de Fomento, considera que se puede incrementar la calidad y variedad del servicio. "Creemos que mejorar la oferta es clave para impulsar el hub de Barajas", explicó este jueves el director comercial de AENA, José Manuel Fernández Bosch, en un encuentro con periodistas. "Cuando un pasajero tiene que volar a Singapur y puede elegir dónde hacer escala se fija también en este tipo de servicios, que son claves para competir entre aeropuertos", añadió.

El concurso se realizará en dos lotes y AENA prevé que, con el cambio, sus ingresos netos pasen de los 16 millones actuales a los 25 millones. La empresa pública pedirá a los operadores que se presenten al concurso una participación en sus ingresos de entre un 27% y un 31%.

Condiciones laborales

Los representantes de la plantilla, formada por cerca de mil empleados, se oponen a que la contrata se divida en dos porque consideran que supondrá un empeoramiento de sus condiciones laborales. Las empresas que ganen el concurso tienen que contar con la plantilla que ya existe.

Varios operadores se han mostrado interesados en optar a estos contratos, como la propia Áreas, Autogrill, Eat Out, SSP, Airfoods, IMC y grupos locales como el grupo Arturo, según indicó Fernández Bosch. El plazo para presentar ofertas finaliza el 8 de enero y AENA espera tomar una decisión el 27 de febrero para que los nuevos operadores empiecen a trabajar en abril o mayo.

Dentro de su estrategia para incrementar los ingresos, AENA también ha sacado a concurso las tiendas libres de impuestos (la adjudicación de conocerá a mediados de diciembre) y hará lo mismo con la gestión de los aparcamientos y los espacios para la moda y el lujo durante el primer trimestre de 2013.

Estas no son las únicas medidas que tomará AENA para mejorar sus cuentas. El Ministerio de Fomento anunció hace unas semanas que planea abrir el capital del gestor aeroportuario a inversores privados en 2013. Además, también ha decidido abrir menos horas los 17 aeródromos que tienen menos de 500.000 pasajeros al año para ahorrar 35 millones de euros.