El G-20 aboga por suavizar los ajustes para no dañar aun más la recuperación

Los países más poderosos del mundo matizan los acuerdos de la cumbre de Toronto

Las grandes economías del G-20 se han comprometido a asegurar que el proceso de ajuste en sus presupuestos no dañe el crecimiento, según un borrador del encuentro que ha reunido en México a los responsables económicos de los países más poderosos del mundo.

"Vamos a asegurar que el camino de la consolidación fiscal es el apropiado para sostener el crecimiento”, afirma el texto.

Así, los miembros del G-20 matizan el acuerdo de 2010 por el que se comprometieron a reducir sus déficits a final del próximo año, ya que ahora incluyen la opción de suavizar estos objetivos para evitar un mayor deterioro de la actividad, algo que ya está sucediendo en buena parte de las grandes economías del planeta. Sobre todo en Europa.

“Vamos a garantizar que nuestras finanzas públicas son sostenibles en línea con los compromisos a medio plazo de Toronto”, añade el documento en referencia a los acuerdos de hace dos años.

En la última cumbre al máximo nivel celebrada en junio en la ciudad mexicana de Los Cabos, el G-20 puso el foco en los problemas que atravesaba y sigue sufriendo Europa, donde la eurozona roza la recesión, para evitar su expansión al resto de economías. Ahora que la desaceleración amenaza a los emergentes, se amplía el foco y se pone el acento en la necesidad de evitar que el exceso de tijera dañe aun más una recuperación que, tras cinco años de crisis, sigue sin coger velocidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS