Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody’s mantiene a España por encima del ‘bono basura’

La firma de calificación de riesgo no degrada la solvencia de la deuda soberana

La deja justo encima del nivel especulativo, en Baa3

La agencia de calificación de riesgos Moody's ofrece un voto de confianza a España. Ha decidido mantener la nota de la deuda de España en Baa3, por encima del nivel de bono basura. La firma ofrece un poco de oxígeno a los bonos soberanos. La firma había señalado que antes de terminar septiembre realizaría una revisión de la nota. Finalmente, decidió retrasar la decisión que ahora ha anunciado en un comunicado.

Moody's confirma hoy la nota y afirma que el anuncio de la posible intervención del BCE para comprar deuda pública reduce la volatilidad de los precios y aumenta la posibilidad de que España pueda financiarse en los mercados. La agencia también cree que "es probable" que España pide el rescate a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM). Moody`s alaba "el compromiso continuo del gobierno español para poner en práctica las medidas de reforma fiscal y estructural que se necesitan para estabilizar la deuda". También se refiere a la disciplina impuesta a las Comunidades Autónomas. En uno de los párrafos menciona que "el Gobierno español va a tener éxito en la reducción gradual déficit presupuestario" y en el freno al aumento de la carga de la deuda. En tercer lugar, señala positivamente "el progreso continuo hacia la reestructuración del sector bancario español y la mejora de la solvencia de los bancos afectados, lo que debería ayudar a restaurar la confianza del mercado en el sistema bancario de España en su conjunto".

Moody’s mantiene a España por encima del ‘bono basura’

Hace menos de una semana fue Standard & Poor’s quien rebajó la nota a España, pero también en su caso decidió mantenerla por encima del nivel considerado especulativo. Este mismo martes, además, también ha rebajado a 11 entidades, como consecuencia de la degradación soberana.

España se mantiene así a flote a los ojos de todas las grandes firmas que aconsejan a los inversores sobre los riesgos. Fitch decidió en junio reducir la solvencia de España tres escalones, hasta BBB, lo que significa que está todavía dos escalones por encima de los bonos basura. Standard & Poor's (S&P) considera los bonos en BBB-, todavía en el bloque de los aprobados, aunque al borde del suspenso.

Moody's dejó el pasado mes de junio la calificación de España al borde del bono basura. Le restó tres escalones de golpe, desde A3 (notable bajo) hasta Baa3 (aprobado bajo) por el aumento de la deuda pública que supondría el plan de rescate a la banca. Además, señalaba entonces, España tiene dificultad de acceder a los mercados de financiación. La agencia advirtió en aquel momento de que situaba la deuda española "en revisión" para una posible recalificación adicional, que finalmente hoy no ha hecho efectiva.

Lejos de Grecia, cerca de Irlanda

La nota que las agencias dan a España, aunque se acerca peligrosamente al bono basura, está todavía muy lejos de la que le otorgan a Grecia. Al país heleno todas las firmas le dan calificaciones en el bloque de las C, es decir, dentro del nivel especulativo. Portugal está también considerada bono basura, aunque de la mejor calidad (S&P le pone una BB, Fitch una BB+ y Moody's un Ba3). Por su parte, Irlanda tiene una calificación más similar a España, ya que tanto Fitch como S&P le dan el aprobado mayor a sus bonos soberanos que a los españoles (BBB+ en ambos casos) pero Moody's le da un escalón menos que a España, Ba1, lo que la encaja ya entre los bonos basura.

Lejos quedan las notas de solvencia de las que puede presumir Alemania. En todos los casos recibe una matricula de honor, y además, en el caso de S&P y Fitch con perspectiva "estable". Francia, por su parte, está entre el sobresaliente y la matrícula de honor para todas las agencias.