Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atonía en los mercados antes de la cumbre europea del jueves

El Ibex cierra en 7.662,2 puntos con avance del 0,13%

La prima sube a 434 puntos

Los mercados han iniciado la semana con indecisión, con la mirada puesta en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno europeos que comenzará el próximo jueves en Bruselas. En la agenda figura como uno de los principales puntos del orden del día la negociación por parte de Grecia de más tiempo para cumplir las reformas comprometidas con los acreedores internacionales en el ámbito del último rescate. Sobre todo ello, pesa la incertidumbre sobre si el Gobierno español se decidirá a pedir a los fondos europeos de rescate una línea de crédito preventiva que active el programa de compras de deuda pública del Banco Central Europeo (BCE), conocido como Operaciones Monetarias Directas (OMT, por sus siglas en inglés).

La Bolsa española ha comenzado la jornada sin apenas movimiento en su principal indicador, el Ibex. Al final de la sesión marcaba 7.678,5 puntos, con un avance del 0,34%. Abengoa  (-5,48%), Sacyr Vallehermoso (-4,6%) y Gamesa  (-3,51%) han sido los valores con mayores pérdidas. Bankia (+3,87%), Endesa (+3,57%) y Dia (+1,99%) son los que se anotan más ganancias.

Todas las plazas europeas han terminado con leves alzas. Londres ha ganado un 0,21%, París un 0,92%, Fráncfort un 0,4% y Milán un 0,51%.

Los inversores se han animado tras conocer el dato de ventas al por menor en Estados Unidos en septiembre, que crecieron un 1,1%,más de lo esperado, el mayo avance desde octubre de 2010, según ha anunciado el Departamento de Comercio, lo que apuntala la confianza en la recuperación de la primera economía del mundo. También se ha sabido que el IPC en China creció un 1,9% en septiembre, con lo que la inflación del motor asiático se ralentiza, y con ello da al Gobierno chino más margen para adoptar medidas de estímulo económico.

La prima de riesgo, exceso de rentabilidad que los inversores piden en el mercado secundario de deuda a los bonos a 10 años respecto a los alemanes, ha subido hasta 434 puntos básicos al cierre (4,34 puntos porcentuales), tras terminar en 417 el pasado viernes. El diferencial italiano ha cedido a 345 puntos después de cerrar el viernes en 354, para luego acabar a 350.

En Atenas, el Gobierno de Antonis Samaras está tratando de arrancar más tiempo a los representantes de la troika (BCE, Unión Europea y Fondo Monetario Internacional) para cumplir los compromisos. Deben llegar a un acuerdo para liberar el próximo tramo de las ayudas comprometidas, 31.000 millones de euros. Durante la asamblea del FMI, celebrada la semana pasada en Tokio, la directora gerente de la institución, Christine Lagarde, se mostró favorable a una prórroga de dos años.

En cuanto al anticipado rescate a España, una petición de ayuda que vaya más allá de los 100.000 millones de euros ya comprometidos para sanear la banca española, se sigue haciendo esperar. El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló en Tokio que se sentía "extremadamente cómodo" con la capacidad de financiación del país hasta finales de 2012.

Sin embargo, en el mercado se da por hecho que, antes o después, se verificará esa petición. "Aunque España puede dudar todavía si pide o no ayuda, no lo puede retrasar mucho", ha señalado a Bloomberg Gizem kara, economista de BNP Paribas. "Nos gustaría ver esa ayuda a finales de mes, pero no es descartable que se retrase hasta noviembre", ha añadido.

Más información