Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibercaja, Liberbank y Caja3 estudian si siguen con su fusión tras las pruebas

El grupo fusionado tendría unas necesidades de capital de 2.108 millones

Ibercaja, Liberbank y Cajatres estudian si siguen adelante con su fusión después de que las pruebas europeas hayan determinado que la entidad fusionada necesitaría 2.108 millones. "Ibercaja, Liberbank y Cajatres analizan los resultados de las pruebas de stress y las implicaciones que las mismas puedan tener para la entidad combinada, así como las diversas palancas de las que dispone el grupo para reducir dichas necesidades de capital", ha señalado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El ejercicio de resistencia realizado por Oliver Wyman para la determinación de las necesidades de capital del sistema bancario español establece que el grupo formado por Ibercaja, Liberbank y Caja3 tiene unas necesidades de capital, en el escenario más adverso, de 779 millones de euros.

La cifra de capital necesario resultante no es equivalente a la cifra obtenida en el ejercicio de esfuerzo realizado por Oliver Wyman, ya que, como establece el proceso, esa cuantía disminuirá por la minoración que vendrá dada por la reducción de requerimientos de capital derivada de las enajenaciones de activos que hagan las entidades per se, por la transmisión de activos a la SGA, por la gestión de instrumentos híbridos o por la captación de capital que pudieran obtener de manera privada en los mercados.

En términos individuales, Liberbank en el escenario base tiene un superávit de capital de 103 millones, mientras que en el escenario adverso, altamente improbable, las necesidades de capital están estimadas en 1.198 millones. Caja 3, en el peor de los casos, precisaría de 779 millones de euros.

IberCaja, por su parte, tiene un superávit de capital en el escenario base superior a 389 millones, y que en el escenario más adverso sus necesidades temporales de capital ascenderían a 226 millones, muy inferiores al 2% de APRs, "que podrán ser cubiertas en su totalidad con anterioridad al 30 de junio de 2013 sin necesidad de ningún tipo de ayuda pública". La gran duda es si Ibercaja decidirá seguir en solitario sin ayudas públicas o aceptar la fusión.