Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa vuelve a subir con fuerza y rebota un 13% en apenas tres sesiones

El Ibex sube un 2,21% y se mueve en los niveles más altos desde abril sobre los 7.200 puntos

La deuda se mantiene estable a la espera de una eventual intervención del BCE

La recogida de beneficios vuelve a tirar hacia arriba del interés de los bonos a corto plazo

El euro recupera posiciones frente al dólar y se cambia a 1,24 unidades del 'billete verde'

Sin descanso en agosto. Docenas de inversores en Wall Street.
Sin descanso en agosto. Docenas de inversores en Wall Street. AP

Los inversores parecen que ya tienen decidido dónde van a esperar al Banco Central Europeo (BCE). Tras dos días de fuerte mejora, la deuda española en los mercados secundarios, donde se negocian los títulos entre los agentes privados una vez emitidos, se ha estabilizado. Por su parte, en la Bolsa, donde la deuda se ha convertido en el faro que dirige las decisiones de compra de los operadores, el hecho de que la situación del enfermo no haya empeorado en exceso ya ha sido motivo suficiente para mover el mercado, algo que en cualquier caso es más fácil en verano por el bajo volumen de dinero que se mueve. Gracias a ello, el selectivo español Ibex 35 ha cerrado su tercera jornada consecutiva de fuertes subidas con un alza del 2,21%, con lo que remonta un 13% desde el viernes.

Tras esta nueva jornada al alza, el Ibex se ha quedado a apenas a unas centésimas de marcar su nivel más alto desde abril tras cerrar en los 7.211 puntos. Salvo el día 4 de julio, cuando acabó en 7.219 puntos, no había estado tan arriba en los últimos tres meses. Habrá que ver si los inversores mantienen el miércoles las compras para confirmar si alcanza estos máximos o, por el contrario, se dan por satisfechos con lo ganado hasta ahora y optan por recoger beneficios. De momento, con las subidas registradas desde el viernes, el Ibex reduce considerablemente la depreciación acumulada en lo que va de año y ha pasado de dejarse un 27% a algo menos del 15%.

La prima de riesgo sube en apenas tres puntos a 537, aunque la italiana si prolonga la mejora

Por sectores, bancos y telecomunicaciones —léase Telefónica— han sido los que han registrado las mayores ganancias con repuntes del 2,9% y del 3%. Por nombres propios, Mapfre ha vuelto a registrar un papel destacado con unas ganancias superiores al 8% mientras Bankia, que ha logrado volver a situarse por encima del euro por acción tras un mes por debajo de este nivel, ha remontado un 6%. (Pincha aquí para ver cómo han quedado todos los valores del Ibex)

En el resto de Europa, Milán ha sido la única Bolsa de referencia que ha secundado los avances del selectivo español con un repunte del 2,19%. París, por su parte, ha subido un 1,52%, Fráncfort un 0,71% y Londres otro 0,56%. En el mercado de divisas, el euro ha recuperado posiciones frente al dólar y se ha cambiado otra vez por más de 1,24 unidades de la moneda estadounidense.

En cuanto a la deuda, con el regreso de las ventas sobre el papel del Tesoro, tendencia que ha cogido fuerza a última hora de la sesión y que los analistas atribuyen a los más inconformistas en busca del beneficio rápido, los inversores dan por buenos las cotas donde cotizan actualmente los bonos españoles —que aunque son altas, no suponen máximos—. Estos niveles corresponden con un escenario en el que España pedirá ayuda al fondo de rescate tras el verano y el BCE empezará a comprar su deuda. Eso, siempre que no ocurra alguna novedad que ponga el mercado patas arriba en las próximas jornadas o dé al traste con esta previsión.

Al final del día, la prima de riesgo ha acabado ligeramente por debajo de los 540 puntos básicos (5,4 puntos porcentuales), lo que equivale a una subida de tres puntos frente al cierre del lunes hasta los 537. La rentabilidad del bono a 10 años que sirve de referencia para calcular este indicador, el mejor cuando de lo que se trata es de evaluar la confianza de los inversores en las finanzas e un país, se ha ido de nuevo sobre el 6,8%. Tras este repunte, sin embargo, el aumento del riesgo país podría haber sido peor si no llega a ser porque este martes ha tocado vender deuda alemana, la que se utiliza de base para el resto al estar considerada como la más segura. En concreto, el bund ha visto como su rentabilidad subía hasta rebasar el 1,4%, lo que ha moderado el avance de la prima.

En la deuda a plazos más cortos, que es la que ha registrado la mejora más importante al calor de que habrá intervención del BCE, el bono a dos años ha acabado el día en el 3,8%; el tres años en el 4,76% y los títulos con vencimiento en 2017 en el 5,57%.

La deuda italiana, por su parte, no ha empeorado y su prima de riesgo ha seguido cayendo, en 12 puntos básicos, y el miércoles empezará la jornada en 448 puntos básicos.

Más información