Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Nuestro empeño en la calidad está dando sus frutos”

Lee es el responsable de ventas del mercado mundial del fabricante coreano

William Lee.
William Lee.

El presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, visitó en septiembre pasado la exposición de Hyundai en el Salón del Automóvil de Fráncfort para examinar personalmente el nuevo i30 de la firma surcoreana. Sin saber que estaba siendo grabado, el ejecutivo alemán se mostró visiblemente sorprendido por la calidad del automóvil, que compite directamente en el mercado con el Volkswagen Golf. En el vídeo, reproducido más de un millón de veces en YouTube, se ve cómo a Winterkorn le llama especialmente la atención el silencio con que funciona el adaptador del volante del i30, y así se lo hace saber a los subordinados que le acompañan: “BMW no lo consigue, nosotros no lo conseguimos… ¡No hace ruido!”. Abrumado, el jefe de diseño de la marca alemana, Klaus Bischoff, comenta: “Teníamos una solución, pero era demasiado cara”. Visiblemente enfadado, Winterkorn le pregunta: “¿Y ellos por qué pueden?”.

El vídeo cayó como agua bendita en los cuarteles generales de Hyundai, una empresa conocida por fabricar coches baratos que precisamente está dando un giro a su estrategia para hacer de la calidad su principal seña de identidad. El objetivo es convertirse en una maca de prestigio, “como BMW, Apple o Starbucks”, en palabras de uno de sus directivos.

Hyundai Motor, socio mayoritario del otro gran fabricante de automóviles coreano, KIA, es la cuarta empresa mundial del sector en volumen de producción tras Toyota, General Motors y la propia Volkswagen. El año pasado vendió 4,059 millones de unidades, casi medio millón más que en 2010. La compañía está a punto de abrir su tercera planta en China, y antes de fin de año comenzará a producir en Brasil. El año pasado tuvo un beneficio neto récord de 8,1 billones de won (5.600 millones de euros), lo que representa un incremento del 35% con respecto al ejercicio anterior. El éxito de Hyundai está siendo especialmente notable en EE UU, donde la marca ha obtenido dos premios de Coche del Año en los últimos tres ejercicios.

William Lee, vicepresidente del grupo y responsable de ventas del mercado mundial, recibió el pasado mes de junio en las oficinas centrales de Hyundai Motor en Seúl a periodistas de varios periódicos europeos, entre ellos EL PAÍS.

Pregunta. ¿Han aumentado las ventas de Hyundai en Europa tras la entrada en vigor del tratado de libre comercio entre la UE y Corea del Sur?

Respuesta. Miren lo que está sucediendo en otros mercados: EE UU, India, China… El crecimiento de Hyundai no es resultado de acuerdos de libre comercio o de cualquier otro asunto político. Nuestro éxito se debe, en primer lugar, a la mejora de la calidad, a nuestro marketing. La gran inversión que hemos hecho en calidad en la última década y nuestro empeño en ese terreno están dando sus frutos. Este es el factor más importante. En segundo lugar, somos muy fuertes en vehículos pequeños de bajo consumo, y la popularidad de nuestros productos ha ido creciendo a medida que subían los precios del petróleo. Y tercero: entramos en los mercados emergentes antes que nuestros competidores, que eran muy reticentes a hacerlo. Fíjense en India, China o Brasil, por ejemplo. Hemos alcanzado un gran equilibrio en cuanto a ventas entre países desarrollados y emergentes.

P. ¿Qué fabricante es el gran competidor de Hyundai en Europa?

R. Cuando comparamos nuestra gama con las de otros fabricantes, Volkswagen es nuestro referente. Nuestro futuro no está en el volumen de ventas; queremos crecer desde la perspectiva de la calidad. No queremos ser el número uno en volumen, sino en servicio al cliente. Queremos ser la compañía automovilística más querida y más fiable.

P. ¿Qué hace distinta a una empresa como Hyundai?

R. La dedicación de sus directivos, el liderazgo de la compañía. En segundo lugar, la relación con nuestros proveedores. Corea es un país con una infraestructura y una tradición industrial muy fuertes. Tenemos una vía de comunicación con nuestros proveedores permanentemente abierta y colaboramos muy estrechamente en la formación de los empleados.

P. ¿Cuáles son los objetivos de Hyundai en el mercado chino?

R. China es ya el mayor mercado automovilístico del mundo, y también lo es para nuestra marca, seguido de Corea, Estados Unidos y Europa, por ese orden. La población china crece, y dentro de 10 años su mercado seguirá creciendo más que otros. Estamos estudiando muy de cerca el comportamiento y los gustos de los consumidores chinos, intentando anticiparnos a los cambios.

P. ¿Se va a lanzar Hyundai a competir en el mercado europeo de alta gama?

R. Para ese segmento del mercado tenemos una estrategia diferente a la de los demás. Nuestro objetivo en este terreno es elevar la marca Hyundai. En Estados Unidos estamos teniendo éxito. Hace unos años, muchos eran escépticos, pero el premio de Coche del Año al Hyundai Genesis en 2009 nos dio un gran espaldarazo en ese mercado, y el éxito se ha confirmado este año con el mismo premio para nuestro modelo Elantra. En Rusia y Oriente Próximo funcionan muy bien nuestras marcas de lujo, tanto el Genesis como el Azera. En Europa no tenemos planes específicos para ese segmento. Nos vamos a concentrar en el i40.

P. ¿Cómo está afectando a Hyundai la crisis europea?

R. Tenemos un plan para responder a la crisis. Nuestras ventas están muy diversificadas: si el mercado europeo se ralentiza, como está sucediendo, podemos enviar los coches que fabricamos en la República Checa a otros mercados que estén funcionando mejor.

P. ¿Tienen planes de aumentar su cuota de mercado en Europa?

R. Actualmente tenemos alrededor de un 3% de cuota de mercado en Europa. Italia, con un 2,8%; Alemania, con un 2,5%, y Francia, con un 1,2%, están por debajo de la media porque no hemos invertido mucho en marketing en esos mercados y además nuestros socios de KIA están creciendo mucho en ellos. En Reino Unido tenemos una cuota del 3% y en España estamos en el 3,6%. Vamos a incrementar nuestra inversión en marketing en Francia y Alemania, pero no nos hemos fijado objetivos de cuota de mercado. Vamos a concentrarnos en incrementar la calidad.

P. ¿Cómo ve el mercado mundial a medio plazo?

R. El mercado va a crecer. La demanda en Estados Unidos está creciendo y los mercados emergentes tienen un crecimiento saludable. Cuando la situación en Europa se clarifique, volverá a haber un mercado de gran crecimiento.