Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro dice que los funcionarios que ganen menos de 962 euros tendrán extra

El ministro anuncia en el Senado que "miles de personas" no sufrirán el recorte de Navidad

La excepción afecta a entre 10.000 y 15.000 empleados de la Administración General del Estado

En España hay más de 2.690.000 trabajadores de las administraciones públicas

CSI-F asegura que la exención solo afectará a unos 500 trabajadores

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha precisado esta tarde que los funcionarios de cualquier administración pública que cobren menos de 1,5 veces el salario mínimo interprofesional (SMI), concretamente 962 euros brutos, no verán suprimida la paga extra de Navidad.

Montoro ha aprovechado su paso por la sesión de control al Gobierno en el Senado para advertir sobre esta excepción recogida en el real decreto sobre "medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad", publicado el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado. El ministro ha asegurado que este ajuste afectará a "miles de personas, que no van a sufrir este tipo de medidas". Posteriormente, en los pasillos del Senado, ha precisado que la excepción afectará a entre 10.000 y 15.000 empleados públicos de la Administración General del Estado. El ministro no ofreció datos del alcance de la medida en comunidades y ayuntamientos. En España hay más de 2.690.000 trabajadores de las administraciones públicas entre funcionarios, personal laboral, interinos y eventuales.

Según se desprende del BOE y de las palabras del ministro Montoro, a los funcionarios que cobren menos de 962,1 euros al mes o 13.469 euros al año no se les suspenderá la paga de Navidad. Sin embargo, a aquellos que ganen 963 euros perderán la extra de diciembre.

El ministro de Hacienda ha añadido durante la réplica en el senado: "He anunciado algo que está publicado en el BOE. A ver si tengo suerte y muchas personas que se ven angustiada por estas medidas se sienten liberadas. Porque realmente están liberados", ha señalado.

La medida ha sorprendido porque a pesar de que estaba incluida en el BOE, no fue precisada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado miércoles cuando anunció las medidas de ajuste. Tampoco lo explicó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ni el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado viernes tras el Consejo de Ministros. Ni estaba incluido en la referencia del Consejo, ni en la nota de prensa posterior del Ministerio de Hacienda. "En las ruedas de prensa lo que solemos hacer es resumir", aseguró ayer Montoro a los periodistas para justificar que se hubieran olvidado de explicar esta excepción.

En cuanto al resto de medidas adoptadas el pasado viernes por el Gobierno, el ministro de Hacienda ha asegurado que "van a merecer la pena", aunque ha reconocido que son decisiones "dolorosas" para el Gobierno. El ministro respondía a una pregunta planteada por el senador socialista, José Montilla, sobre "si la subida del IVA y las demás medidas anunciadas el día 11 de julio por el presidente del Gobierno ayudarán a la recuperación de la economía y el empleo".

"Estas circunstancias que ha recibido el Gobierno son inesperadas, por el déficit oculto, por unas condiciones de financiación del país muy duras, muy difíciles por haber dejado endeudadas a las administraciones y en especial a Cataluña", ha señalado Montoro para justificar los duros ajustes y ha acusado al expresidente catalán Montilla de ser responsable de la complicada situación de las cuentas públicas.

El ministro ha argumentado que el Ejecutivo popular de Mariano Rajoy está llevando a cabo una política tributaria progresiva. "Este Gobierno está haciendo una tribulación que en términos de equilibrio presupuestario está haciendo una ponderación que el Gobierno anterior no hizo", ha manifestado. Y ha recordado que ha subido el impuesto de sociedades y la tributación para las grandes empresas. "Todos tenemos que hacer un sacrificio para sacar al país de esta situación y lo tienen que hacer más quien más tiene", ha apostillado en el Senado.

El sindicato de funcionarios CSI-F ha calificado como "brindis al sol" el anuncio de Montoro. Consideran que la exención solo afectará a unos 500 empleados públicos del conjunto de todas las administraciones. Fuentes del sindicato aseguraron que la medida no afectará a los funcionarios, porque ya tienen sueldos superiores a esa cantidad, y solo permitirá mantener la paga a unos 500 empleados públicos.

CSI-F asegura que el salario base de los funcionarios de la Administración del Estado (AGE) asciende a 978,43 euros mensuales, a los que habría que añadir los complementos. Por lo que quedan excluidos de la excepción de Montoro.

Por otro lado, desde el sindicato aludieron a la forma en la que el ministro de Hacienda planteó esta excepción en el Senado, ya que lo hizo a modo de anuncio, cuando esta cuestión ya estaba incluida en el decreto de medidas de ajuste del pasado sábado. "En todo caso, esta reacción de Montoro demuestra el éxito de las movilizaciones y que el Gobierno no tiene la conciencia tranquila con las medidas adoptadas", indicaron a Europa Press.

"El Gobierno está tratando de desviar la atención, porque el anuncio del Montoro ya está publicado en el BOE del sábado", incidió CSI-F. "Es una medida insuficiente y, por tanto un brindis al sol, porque el número de personas que cobran estas cantidades es mínimo", añadió. Por ello, CSI-F aseguró que continuará adelante con las movilizaciones que están llevando a cabo los funcionarios. En este sentido, las mismas fuentes transmitieron el "agradecimiento" del sindicato "a los ciudadanos, por las muestras de apoyo mostradas en los últimos los últimos días".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información