Francia intentará que las filiales tecnológicas paguen más tasas en 2013

El Gobierno intentará que la 'tasa Google' entre en vigor para que las compañías no tributen en paraísos fiscales

Paul Sakuma (AP)

Se llama la tasa Google, y el Gobierno francés quiere que entre en vigor en 2013. La idea es que los gigantes de Internet, empresas con sucursales francesas y madres estadounidenses, que hoy apenas pagan impuestos porque tienen sus sedes sociales en paraísos fiscales como Irlanda o Luxemburgo, tributen en Francia como cualquier compañía local. Google, Amazon y Apple facturan en Francia entre 2.500 y 3.000 millones de euros, y sin embargo pagan, de media, unos cuatro millones de impuestos anuales cada una. Diez veces menos de lo que deberían abonar si se les aplicaran los impuestos nacionales.

Más información
La declaración de impuestos le sale a Apple a devolver en España
Apple factura en Irlanda el 99% de sus ventas en España
Internet como paraíso fiscal
La declaración de Granada no se moja sobre la 'tasa Google'

Google Francia tributa en Irlanda. Apple y Amazon lo hacen en Luxemburgo. Los servidores, ordenadores, la música y los libros que venden en el Hexágono facturan el IVA de otros países, lo que supone competencia desleal para sus pares franceses (o españoles). La joven viceministra de Economía Digital, Fleur Pellerin, reconoce que el problema es complicado. “La fiscalidad actual no está adaptada a la economía virtual. Es muy difícil ligar a un territorio los ingresos del comercio en línea, tendremos que ser creativos para encontrar soluciones”, decía el jueves a Le Monde.

Las medidas a tomar pueden chocar con el principio europeo de la libre circulación de servicios. O penalizar a las sociedades que ya pagan sus tasas en Francia. París quiere que la solución se apruebe a nivel europeo: la unanimidad es difícil, pero la Comisión avanza hacia el mercado único digital. Google Francia asegura que apoya “plenamente” la necesidad de llegar a un acuerdo, pero “solo a nivel europeo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS