Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FMI ITALIA

El FMI eleva sus previsiones de déficit de Italia y pide promover crecimiento

El Fondo Monetario Internacional corrige la desviación económica del 2,4% al 2,6% para 2012

Solicita más esfuerzos para evitar una espiral de aumento de deuda y débil crecimiento

El primer ministro italiano, Mario Monti
El primer ministro italiano, Mario Monti EFE

En la presentación de su análisis anual para revisar la economía italiana, el FMI recomendó hoy al Gobierno de Roma que dirija sus planes de ajuste a promover el crecimiento, con la mejora de la productividad y la flexibilización del mercado laboral como puntos centrales. El Fondo felicitó a Italia por las medidas tomadas para hacer frente a la crisis, como la reforma del sistema de pensiones o los recientes planes de reducción del gasto.

El FMI señaló que espera que el país europeo comience a salir de la recesión en los primeros meses de 2013, empujado por las exportaciones, aunque las previsiones del Fondo mantienen que la economía italiana se contraerá este año un 1,9%, mientras que 2013 cerrará con un leve retroceso del 0,3%. Además, el organismo multilateral actualizó al alza sus previsiones de déficit para Italia en 2012, que aumentó en dos décimas porcentuales hasta el 2,6%, con lo que sus cálculos de deuda pública se incrementaron hasta el 125,8% del PIB en 2012 y el 126,4% en 2013.

El FMI señaló que espera que el país europeo comience a salir de la recesión en los primeros meses de 2013, empujado por las exportaciones

El Instituto Nacional de Estadística de Italia, el Istat, ya revisó la semana pasada al alza las previsiones para este año después de publicar que el déficit a cierre de marzo había sido del 8% del PIB. En el conjunto de 2012, la subida prevista será del 2%, siete décimas por encima del 1,3% que se había estimado en un primer momento. Durante los tres primeros meses del año, los niveles de déficit superaron incluso los resultados del primer trimestre de 2011 a pesar del duro paquete de medidas tomadas por el Ejecutivo de Monti en diciembre. El Gobierno italiano espera que el dato llegue al 0,5% en 2013.

Políticas "prudentes" a medio plazo

El FMI destacó la necesidad de que Italia se "comprometa con políticas prudentes a medio plazo para reducir los altos niveles de deuda pública y mejorar así la confianza". Para volver al crecimiento, según el organismo que dirige Christine Lagarde, se debe dar prioridad al aumento de la productividad y de la participación laboral, con la búsqueda de una consolidación fiscal que sea compatible con el crecimiento, así como la promoción de un sistema bancario "más resistente y dinámico".

En una teleconferencia previa, Kenneth Kang, responsable de la misión del FMI en Italia, dijo que pese a que las exportaciones han contribuido positivamente, el terremoto de Emilia Romagna de mayo pasado va a lastrar la producción industrial y al sector exterior en el tercer trimestre de este año.

Con respecto a la banca, el informe señala que el sector financiero italiano sigue sufriendo un acceso limitado a los mercados y mayores costes financieros, al tiempo que la exposición a la crisis de deuda soberana se ha incrementado.